El último correo de Lubitz revela que no dormía y tenía pánico a quedarse ciego

En este mensaje, el copiloto habla también sobre su medicación para la depresión y se queja de las consecuencias de haber aumentado la dosis


Redacción / La Voz

Hace casi un año, el 24 de marzo del 2015, el copiloto Andreas Lubitz se encerraba solo en la cabina del Airbus A320 de la compañía Germanwings y estrellaba el avión en un lugar de difícil acceso en los Alpes franceses. Allí perdieron la vida 149 personas, 60 de ellas españolas.

Ayer, el diario alemán Bild publicó el último correo electrónico escrito por Lubitz, enviado 14 días antes del siniestro a su médico. El periódico asegura que en ese e-mail el autor de la tragedia se queja de que no descansa suficiente por las noches, llega a asegurar que muchas de ellas no llega ni a conciliar el sueño y, cuando lo hace, no logra dormir más de dos horas.

En este mensaje Lubitz habla también sobre su medicación para la depresión. Se queja de las consecuencias de haber aumentado (parece que por su cuenta) la dosis de mirtazapina (antidepresivo que se utiliza también como somnífero). «Hace dos semanas que la estoy tomando -dice- pero después de constatar que no he mejorado con una dosis de 15 gramos la he duplicado, lo que me vuelve muy nervioso y me provoca pánico a causa de los problemas de la visión». El texto revela también la obsesión que el copiloto tenía con su vista: «tengo miedo de quedarme ciego, y la idea de mi visión no sale de mi cabeza. Si no fuera por los ojos, todo estaría bien».

La fiscalía francesa logró reconstruir los problemas mentales que padecía Andreas Lubitz, y llegó a constatar que había visitado a 41 médicos antes de cometer el terrible acto suicida. La exclusiva del diario alemán incluye un artículo en el que se cuestiona la actuación de los sanitarios, y se pregunta si no deberían estos haber avisado a la compañía de que el paciente no estaba en condiciones de ejercer su trabajo.

Denuncia

Por otra parte, ayer mismo se hizo público que los familiares de las víctimas del accidente van a denunciar a la escuela de pilotos estadounidense que formó al responsable del drama. Christof Wellens, un abogado que representa a varias víctimas, aseguró que «fue ahí donde el copiloto detuvo por un tiempo su formación de piloto por problemas psíquicos. No tendrían que haberlo retomado», precisó. Según informó la agencia DPA, la denuncia se interpondrá antes de finales de mes en el tribunal de Phoenix.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El último correo de Lubitz revela que no dormía y tenía pánico a quedarse ciego