El fiscal superior censura la dilación en la instrucción del caso Pokémon

Ana Lorenzo, Xosé Carreira A CORUÑA

A CORUÑA

TORRECILLA

«La mejor manera de no llevar nada es querer llevarlo todo», dice Suanzes de un proceso cuyo cierre anunció De Lara como inminente hace 13 meses

14 oct 2015 . Actualizado a las 15:55 h.

La gestión de la jueza Pilar de Lara al frente de la operación Pokémon recibió ayer una advertencia por parte del presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Miguel Ángel Cadenas, y del fiscal superior de Galicia, Fernando Suances, que criticaron el excesivo retraso en el cierre de la fase de instrucción de este caso. El fiscal superior de Galicia fue rotundo sobre el proceder de la jueza en este caso: «La mejor manera de no llevar nada es querer llevarlo todo». Apuntó además que esta dilación genera una mala publicidad para la justicia. «No es algo que nos afecta solo a nosotros en el ámbito específico de Galicia, sino también desde el punto de vista de proyección a los ciudadanos y en el ámbito internacional. Tenemos que ser capaces de terminar los asuntos de instrucción de forma rápida, ágil y eficiente», destacó.

Suanzes confió en que la nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal ayude a solucionar este problema y apuntó que siempre es mejor hacer piezas separadas para poder realizar una tramitación más ágil, «porque toda instrucción debe cerrarse en un tiempo razonable y lógico». Por su parte, el presidente del Tribunal Superior de Xustiza también reconoció que «objetivamente» la instrucción del caso Pokémon «lleva tiempo» abierta, aunque también destacó que en todo procedimiento judicial «hay que conocer la instrucción desde dentro en función de la complejidad de la investigación y lo que está pendiente de resolución».

Tres años de instrucción

La operación Pokémon cumplió el pasado día 20 de septiembre tres años. El exconcejal socialista lucense y expresidente de la Hidrográfica Miño-Sil, Francisco Fernández Liñares, ingresó en prisión cuatro días después. Por esas fechas también fue encarcelado Gervasio Rolando Rodríguez Acosta, responsable del grupo Vendex, que tiene adjudicados múltiples contratos en Galicia. Esa empresa, la Hidrográfica y los negocios de Liñares son los cimientos de unas diligencias que, con el paso del tiempo, fueron aumentando mucho más que la espuma, hasta el extremo de que un año después la jueza acordó repartirlas en nueve piezas, alguna de las cuales fue desviada a los juzgados correspondientes. Seis de ellas fueron exportadas a Santiago y algunas de ellas fueron archivadas.

Piezas archivadas

Pasados tres años, la Pokémon y sus derivados siguen pululando por los juzgados, aunque la investigación concluyó en varias piezas, alguna de las cuales ya fue archivada por el juzgado al que finalmente fueron a caer. Este es el caso de la correspondiente al exalcalde de O Carballiño, Argimiro Marnotes, que este mismo verano quedó libre de la imputación por un presunto delito de tráfico de influencias que le imputaban en Lugo.

Políticos liberados

Con Marnotes también fueron quedando apeados de la Pokémon otros políticos como el exalcalde de Ferrol y actual conselleiro, José Manuel Rey Varela. Asimismo, el Supremo no apreció indicios de delito en la conducta del portavoz del Senado y presidente provincial del PP, José Manuel Barreiro. También la diputada del PPdeG Paula Prado quedó eximida por el TSXG.

En septiembre de 2014, la jueza contaba acabar la instrucción en las piezas en las que no lo había hecho antes de finalizar ese año. ¿Y cómo está la situación casi trece meses después? A falta de una concreción oficial, puede hacerse referencia a las últimas notificaciones recibidas por las partes personadas en las causas.

Investiga en Mallorca

El pasado día 2 la jueza comunicó a las partes que estaba investigando el Ayuntamiento mallorquín de Sant Llorenç des Cardasar y una empresa municipal de dicho municipio. En un extenso auto exhortaba a los juzgados de dicha ciudad para que volcasen los soportes informáticos recogidos en los registros realizados en julio. Previamente, en septiembre, la instructora encargó a Vigilancia Aduanera numerosos informes relacionados con la empresa que tiene adjudicado el servicio de grúa municipal en Lugo. También pedía a esta institución que le informase sobre los posibles tráficos de influencia en los que hubiera podido incurrir uno de los socios de esa empresa.

Pinchazos telefónicos

Asimismo, en el mes de septiembre encargó informes a Facenda de la Xunta sobre una nave ubicada en el polígono industrial de O Ceao, en Lugo. El pasado mes incorporaba también informes las transcripciones de algunas conversaciones telefónicas.