Los fieles abarrotan Dominicos en el último Rosario laborable

El encargado de la ofrenda a la Virgen reclamó recuperar «la solemnidad» en el 2016, que volverá a ser festivo

Durante la mañana, alumnos de Dominicos realizaron una ofrenda a la patrona.
Durante la mañana, alumnos de Dominicos realizaron una ofrenda a la patrona.

a coruña / la voz

Faltó el alcalde, encargado hasta ahora de hacer la ofrenda a la patrona de la ciudad, la Virgen del Rosario, pero, al menos físicamente, su ausencia no se notó ayer durante la misa solemne en honor a la patrona de la ciudad en la iglesia de Santo Domingo, que estaba abarrotada de fieles. La afluencia de público y el calor, que provocó más de un desvanecimiento, ambientaron una ceremonia presidida por el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, y en el que las funciones reservadas hasta ahora al regidor las ejerció en esta ocasión el director del coro Cantábile, Pablo Carballido, que sutilmente apeló a la tradición para que el Rosario -que por segundo año fue una jornada laborable-, vuelva a ser el de siempre.

«Confiamos con ansia y con gozo en que el próximo año vuelva a celebrarse tu fiesta con toda solemnidad, con la misma que hasta ahora tuvo, y que se respete un compromiso secular, siempre vinculado a la identidad de los pueblos, ciudades y naciones que respetan la herencia de sus ancestros», pidió Carballido en referencia a una tradición que este año ha roto Xulio Ferreiro, pero que han mantenido otros miembros de la corporación, como su antecesor, el popular Carlos Negreira, al que acompañaron varios de sus concejales, y la socialista Mar Barcón.

Haciendo suyas las peticiones de la ciudad a la Virgen -que incluyeron ruegos por la clase política-, pero sin hacer ninguna referencia a polémicas terrenales, Julián Barrio hizo referencia durante su homilía a las familias más necesitadas - «a las que no se ofrece un decidido apoyo económico», dijo- y también a las mujeres que peor lo están pasando, en particular las «víctimas de la violencia doméstica», y aconsejó a los fieles oración. «Os invito a rezar el rosario en familia como ayuda eficaz para contrarrestar los efectos de la crisis que está desfigurando la realidad familiar», recomendó el prelado.

Además de la misa solemne y la posterior procesión que recorrió las calles de la Ciudad Vieja, durante la jornada también se celebraron ofrendas florales en honor a la patrona de centros escolares, casas regionales, corales y asociaciones de la ciudad.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los fieles abarrotan Dominicos en el último Rosario laborable