Unas fiestas continuistas con menos dinero, menos público y menos brillo

Rosario, que llenó María Pita, ha sido la gran triunfadora de los festejos


A Coruña

Eliminados los eventos que no sintonizaban con la idea de las fiestas de la Marea Atlántica (toros, casetas regionales, conciertos en Santa Margarita...), en María Pita 2015 se optó por tirar del hilo de la tradición. Había esperanza de cambio. Pero la línea fue bastante similar a la perfilada por el PP. La merma presupuestaria (800.000 euros frente a los dos millones del PP en el 2014) rebajó la ambición. Y eso se tradujo en menos asistencia y menos lustre. Lo previsible.

CONCIERTOS

Tirando de clásicos. Una cosa es estar en la calle opinando y otra en María Pita gobernando. Una vez allí, las grandes fantasías de musical se desvanecen. Llega la realidad. Y se va a lo seguro. Este año fueron Ana Belén y Rosario -reservada por el PP, rechazada por la Marea y repescada a última hora- los ganchos populares. Reunieron a 10.000 y 14.000 personas, respectivamente. Además, estuvo Ara Malikian (5.000) y Blues Brothers (8.000). Menos conciertos que en el 2014. Y cifras de asistencia mucho más discretas que entonces.

NOROESTE POP ROCK

Renovación. Posiblemente el gran acierto de estas fiestas haya sido la expansión del Noroeste Pop Rock a las plazas de la ciudad. Se creó un nuevo concepto, con unas dimensiones realistas (de espacio, pero también de presupuesto) y un cuño personal que funcionó, revalorizando espacios como las Bárbaras, el Castillo de San Antón o San Nicolás. No discurrieron tan bien las cosas en la playa. Tanto Los Planetas como unos flojísimos Mando Diao no cuajaron en un festival al que mucha gente acude a ciegas. Parte del público abandonó la playa. Al final, una banda supuestamente menor como Sidonie fue la que mejor recuerdo dejó a la mayoría de los asistentes. Cultura debería tomar nota.

BATALLA NAVAL

Reducido a la mitad. Posiblemente aquí se ven mejor que en cualquier otro acto los efectos del tijeretazo El espectáculo pirotécnico duró la mitad de lo habitual. En lugar de los conciertos de grupos conocidos de los ochenta que se hacían los últimos años se optó por una verbena. Acudió poco público. Todo instalando el escenario en la puerta del hotel Riazor, cuando en el paseo hay decenas de sitios más adecuados para ello. Pese a las quejas, el Ayuntamiento mantuvo el espectáculo como había previsto.

TRADICIÓN

La OSG deslumbra. Al final, más allá de los nombres rimbombantes, las fiestas se sustentaron en los de siempre. El Salón del Cómic, la Feria del Libro, el Festival de Folclore o el Festival de Habaneras mostraron sus fortalezas. Mención especial a la Orquesta Sinfónica de Galicia que homenajeó al filme Stars Wars en María Pita.

AMBIENTE 

Sí, pero no tanto. Es agosto, hay buen tiempo y la gente se echa a la calle. Pero faltó más ambiente festivo. El Familirúa no tuvo la presencia de Faranduleando, por ejemplo. No hubo cine en la calle, una actividad familiar y de gran arraigo cancelada este año.

TRANSPARENCIA

Un paso adelante forzado. Tras prometer el Ayuntamiento «paredes de cristal», se negó a dar el coste de las actuaciones de las fiestas. Exactamente igual que el PP en años anteriores. Sin embargo, La Voz tuvo acceso a dichos contratos (algunos, como el de Ana Belén y Víctor Manuel de 60.500 euros, chocando con la proclamada austeridad), publicando las cifras y demostrando que no había obligación de confidencialidad. A partir de ahí, el Ayuntamiento empezó a dar las cifras.

La Romería de Santa Margarita pone hoy el broche final, reducida a una sola jornada

Uno de los puntos en los que más se incidió en la presentación de los festejos fue en las fiestas de los barrios y, en especial, la Romería de Santa Margarita. Según el Ayuntamiento, era necesario reforzarla y se iba a hacer un esfuerzo especial.

DURACIÓN

De dos días a uno. El programa oficial de fiestas incluía actos por determinar de la Romería de Santa margarita para el sábado 29 (es decir, ayer). Sin embargo, el pasado viernes el edil de fiestas anunciaba a preguntas de la prensa que se iba a reducir a uno. ¿La explicación oficial? «Ten que ver coa austeridade, pero tamén co xiro económico que se lle trata de dar ás festas», dijo Sande

EMPANADA

De concurso a exhibición. El martes pasado La Voz preguntó al Ayuntamiento cuándo se abría el plazo de inscripción del tradicional certamen. No obtuvo respuesta. Al día siguiente hubo una reunión en Cultura. No había nada cerrado. Se mandó el mensaje de una «reformulación» para potenciar el concurso. Y continuó el silencio. El viernes se hizo pública la pirueta de la «exhibición solidaria». Tendrá lugar hoy de 12.00 a 12.30 horas.

ACTOS 

Desde las 11.30 horas. Un pasacalles inaugurarán los actos con un pasacalles. A las 17.00 horas estará el Mago Rafa. Y a las 18.00 horas la Banda Donaire. El broche lo pone la Orquesta Miramar con un espectáculo pirotécnico.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Unas fiestas continuistas con menos dinero, menos público y menos brillo