La Marea invita a PSOE y BNG para pactar cambios en el presupuesto

El gobierno local deja fuera al PP, que denuncia el «sectarismo» del alcalde

la voz

El gobierno local convocó ayer al Partido Socialista y al BNG para negociar un nuevo cambio en el presupuesto después de que los nacionalistas y el PP tumbasen su última propuesta, que tampoco logró apoyos entre los socialistas, en el pleno del pasado viernes. Las negociaciones solo incluyen a los dos grupos de izquierda. Los populares han sido excluidos por el momento.

Después de telefonear a los representantes de PSOE y BNG para convocarles a las entrevistas, la Marea Atlántica envió un comunicado a la prensa en el que anima a ambas formaciones a «retomar tan axiña como sexa posible as conversas». Los cauces de comunicación se habían interrumpido el viernes, tras el pleno en el que el equipo de Xulio Ferreiro lamentó no haber sacado adelante su primer cambio de presupuesto por los «atrancos» de la oposición.

La voluntad de diálogo expresada por el regidor al término de la sesión del viernes para conquistar los votos necesarios para sacar adelante los cambios presupuestarios dio paso a un período de reflexión interna dentro del grupo de Marea Atlántica que acabó ayer, con la llamada del principal asesor del alcalde, Iago Martínez, a los representantes de PSOE y BNG. El objetivo es reactivar lo antes posible los contactos con vistas a la aprobación del modificativo de crédito.

El comunicado de la Marea también recoge la petición a socialistas y nacionalistas de llevar sus propuestas al modificativo por escrito, tomando como base el documento que fue rechazado durante el pleno.

Durante la sesión y al término de la misma, Ferreiro dijo que no se habían presentado alternativas a sus propuestas. Pero durante el pleno la portavoz nacionalista, Avia Veira, hizo una muy concreta: utilizar los fondos previstos para reformar el mercado de San Agustín, que se iban a dar de baja, para reparar el mercado de Santa Lucía. Fue ignorada por el regidor, que acusó a Veira de hacer «demagoxia» con la problemática de ese mercado, aunque en las últimas horas el edil de Empleo, Alberto Lema, ha alcanzado acuerdos con la concesionaria y los placeros para evitar el cierre de la instalación.

El alcalde y titular de la Oficina Presupuestaria, que no participará en la negociación por estar fuera de la ciudad, se quejó de que parte del modificativo, 2,6 millones, se dedicarán a pagar facturas extrajudiciales del anterior gobierno. Lamentó que los populares rechazasen pagar sus obligaciones y que el Bloque votase en ese mismo sentido.

Los problemas del modificativo

La acusación de que los conservadores bloquearon el pago de sus facturas sin más no encaja con otra votación que se produjo también el viernes. El PP estuvo a favor de un modificativo en el presupuesto del Instituto Municipal Coruña Espectáculos (IMCE) para hacer frente a deudas pendientes desde el anterior mandato.

La diferencia es que en el caso del IMCE esas obligaciones conformaban el grueso del expediente, mientras que en el modificativo del presupuesto del Ayuntamiento se incluían numerosas bajas y cambio de finalidad de partidas que no tenían nada que ver con facturas, sino con medidas políticas que no habían sido pactadas con ningún partido de la oposición y que provocaron el rechazo del documento.

En términos globales, las facturas heredadas sumaban 2,6 millones, pero el modificativo ascendía a 4,5 millones. Es decir, se movían casi dos millones que no estaban vinculados a herencias procedentes del mandato previo.

Un cuarto de esa cifra es un movimiento de 550.000 euros desde el Consorcio de la Música al de Turismo, un movimiento que rechaza toda la oposición por temor a que deje sin viabilidad la institución y la Orquesta Sinfónica de Galicia.

Otros cambios que despiertan recelos son la bajada de 152.000 euros en formación para el empleo, los recortes en materia de Educación o, en el caso del BNG, el aumento de los convenios con entidades caritativas, algunas de carácter religioso, que se llevan cantidades que oscilan entre los 20.000 y los 100.000 euros y que en opinión de los nacionalistas siguen la línea marcada por el PP.

A pesar de todo, los concejales del PSOE y el BNG que acudirán a las negociaciones, José Manuel García y Avia Veira, esperan que se pueda alcanzar un acuerdo. El PP denunció las reuniones «excluyentes» y criticó el «sectarismo» del alcalde por dejar fuera al partido más votado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La Marea invita a PSOE y BNG para pactar cambios en el presupuesto