Valoriza recurre la adjudicación del servicio de la ORA a Setex-Aparki

La firma se presentó en una UTE con Sogesel y fue la segunda clasificada en el concurso convocado en el anterior mandato y resuelto por la Marea

Una empleada de la ORA ayuda a un conductor a obtener su tique de aparcamiento.
Una empleada de la ORA ayuda a un conductor a obtener su tique de aparcamiento.

A Coruña / La voz

La empresa Valoriza ha recurrido la decisión del gobierno local de adjudicar el servicio de la ORA a Setex Aparki. La firma se presentó al concurso público abierto por el PP formando una UTE con la compañía Sogesel. Su oferta fue la segunda mejor valorada por los técnicos municipales que resolvieron la pugna: le otorgaron 71 puntos, muy cerca de los 73,5 conseguidos por Setex.

Estaba previsto que la nueva adjudicataria empezase a trabajar el próximo 25 de agosto como muy tarde, pero la presentación del recurso podría retrasar esa fecha, lo que obligaría al Ayuntamiento a ampliar la prórroga a la empresa Doal del grupo Vendex, que ha desempeñado el servicio durante la última década.

El recurso fue anunciado por los representantes de la empresa al concejal de Mobilidade Sostible, Daniel Díaz Grandío, en una reunión que tuvo lugar el jueves de la semana pasada. La plantilla de la ORA, formada por cuarenta trabajadores, conocen la situación a través de «rumores», señalaron fuentes sindicales. La ganadora del concurso, Setex Aparki, no ha recibido ninguna información oficial sobre la reclamación.

El contrato recurrido tiene un importe de licitación de 2,3 millones de euros. Se resolvió por procedimiento abierto. La duración del contrato es de ocho años más otros dos de prórroga.

Será una institución con sede en Madrid, el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales, el que decida si el recurso presentado por la UTE Valoriza-Sogesel prospera.

El tribunal es el máximo órgano en materia de contratación. Fue creado con el objetivo de resolver las discrepancias en esos procedimientos de forma rápida, emite sus resoluciones en el plazo de un mes, y tiene la última palabra si se recurre por la vía administrativa. Sin embargo, sus dictámenes no son definitivos. Si finalmente el tribunal rechaza la reclamación de la UTE, su decisión todavía podría ser corregida en los Juzgados de lo Contencioso-Administrativo.

El tribunal ya ha emitido dictámenes sobre varios contratos resueltos por el Ayuntamiento, contra los que recurrieron compañías del grupo Vendex, investigado por la jueza Pilar de Lara en la operación Pokémon por su implicación en una presunta trama de corrupción. Se da la circunstancia de que en este caso Vendex solo participa en el conflicto de forma secundaria, ya que debe seguir desempeñando el servicio mientras no comience a trabajar la nueva adjudicataria.

Otra piedra en el camino de la adjudicación más polémica del año

La adjudicación del servicio de la ORA está siendo uno de los procesos administrativos más largos y polémicos que se recuerdan en el Ayuntamiento en los últimos años.

Fue el anterior gobierno local del PP el que comenzó los trámites a finales del año pasado. Su objetivo era adjudicar el contrato justo a tiempo para evitar una prórroga al grupo Vendex.

La empresa, representada en Galicia por José María Tutor, no solo se ha visto implicada en la operación Pokémon que instruye la magistrada Pilar de Lara, además el contrato firmado en el 2005 es polémico porque incluye una cláusula que obliga al Ayuntamiento a pagar el déficit de la concesión. Por esa vía el Ayuntamiento ha pagado unos 3,5 millones de euros a la empresa durante la última década.

Los trámites del anterior gobierno avanzaron casi como estaba previsto, pero sufrieron un pequeño retraso que evitó la adjudicación el 1 de mayo, cuando finalizaba el contrato original.

Los populares podrían haber finalizado el concurso en la segunda mitad de ese mes, pero se interpuso la campaña electoral. En el pleno de abril, por boca del entonces portavoz de Esquerda Unida, César Santiso, la Marea presentó un ruego para que se paralizase la adjudicación y fuese «el pleno» de la nueva corporación el que decidiese el futuro de la ORA, que en opinión del nuevo partido en el que se integró EU pasaba por su municipalización, es decir que la gestione directamente el Ayuntamiento.

El propio Xulio Ferreiro indicó tanto antes como después de la campaña electoral que la municipalización era la «aposta» de la Marea y que la gestión pública del servicio de la ORA contribuiría a que funcionase mejor, aunque en el programa se condicionaba esa posibilidad al estado de la contratación y su viabilidad.

Ante las peticiones de parar los trámites, el PP dejó el concurso en suspenso, y ratificó esa decisión después de las elecciones, cuando ya se sabía que Xulio Ferreiro sería el nuevo alcalde.

El regidor anunció que pediría un informe a los servicios jurídicos para ver la posibilidad de municipalizar. Mientras se redactaba ese documento otorgó la primera de sus dos prórrogas al grupo Vendex, lo que supuso mantener un contrato deficitario para el Ayuntamiento a una empresa bajo sospecha de la Justicia, precisamente lo que sus predecesores habían tratado de evitar.

Tras anunciar la prórroga, el alcalde se reunió con los responsables de la firma ganadora del concurso, Setex Aparki, lo que provocó suspicacias en las firmas competidoras, ya que el proceso de contratación no estaba listo.

No fue la única polémica, el PP cargó contra la decisión de prorrogar a Vendex y, junto con el resto de la oposición, acusó a la Marea de incumplir su programa por no municipalizar la ORA.

El Ayuntamiento reservó 488.000 euros para pagar las dos prórrogas al grupo Vendex

El pasado 26 de junio, el Ayuntamiento hizo una reserva de 318.800 euros para financiar la prórroga de un mes que otorgó al grupo Vendex mientras estudiaba la posibilidad de municipalizar el servicio de la ORA. Esa cantidad era el máximo que iban a pagar las arcas municipales, ya que debe descontarse la recaudación obtenida por la empresa a través de los parquímetros.

El 31 de julio, el alcalde, Xulio Ferreiro, anunció que el gobierno local renunciaba a la municipalización de la ORA, una medida que fue defendida como una «aposta» de la Marea Atlántica tanto antes como después de la campaña electoral. Sin embargo, el regidor añadió que era necesario otorgar una nueva prórroga a Vendex «polo menor tempo posible». El motivo era la necesidad de cerrar la transición para la llegada de la nueva adjudicataria. Según el alcalde, Vendex continuaría como mucho hasta el día 25 de este mes, cuando debía estar todo listo para que Setex Aparki empezase a trabajar.

Esa segunda prórroga contó con una reserva de crédito de 169.000 euros destinada, como marcan las cláusulas del contrato firmado en el 2005, a completar los ingresos de Vendex hasta la cifra prevista, siempre que los ingresos por los parquímetros no fuesen suficientes.

Ahora la presentación del recurso puede obligar a la concesión de una nueva prórroga a la empresa que repercutirá en las arcas del Ayuntamiento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Valoriza recurre la adjudicación del servicio de la ORA a Setex-Aparki