Los hoteleros coruñeses aguardan la mejor campaña desde el 2008

El sector, que admite una mejoría, espera un lleno casi total en las fiestas


a coruña / la voz

Este será un buen verano para los hoteles de la ciudad. O eso parecen indicar las sensaciones, que este año tienen una «mejor cara, mejor perspectiva» que las del curso anterior, del presidente de la Asociación Empresarial de Hospedaje de A Coruña, Rafael Benito. A pesar de esto, el representante y director del Hotel Hesperia Finisterre, se muestra cauto, ya que como explica, «a estas alturas es difícil de predecir con exactitud si este verano será mejor que el anterior, pues depende del clima, de muchos factores que pueden cambiar rápidamente».

Y es que el sector hotelero gallego va al alza. Ya durante el 2014, los viajeros alojados en los hoteles gallegos crecieron un 7,15?% y superaron los 3,6 millones, de los cuales casi la mitad se alojaron en hoteles de la provincia, según datos del Instituto Nacional de Estadística.

La mayor parte de estos clientes eran residentes en España, y es que, como indica Benito, «el español siempre ha sido muy propenso al turismo interior». Una característica que ha podido verse reforzada por los problemas en algunos destinos turísticos importantes, como el Norte de África o incluso Grecia.

A pesar de esta mejoría, el sector asegura tener que «trabajar para subir el precio medio» de la habitación, que ya sufrió una ligera caída durante el año pasado, algo que el representante considera «la asignatura pendiente» de este curso.

Otro de los posibles factores a mejorar es la duración de la estancia media, señalada hace unos meses por un informe del Foro Económico de Galicia, un aspecto que, según Benito, es difícil de mejorar ya que «está cambiando el panorama, no son tan comunes aquellas salidas que duraban todo un mes, sino que se apuesta por salidas cortas de cuatro o cinco días».

La mejor época del año

En relación a las fiestas de María Pita, los hoteles de la ciudad esperan un lleno casi total. De las fuentes consultadas, la peor de las previsiones ronda un 75-80 % y la mayoría se sitúan por encima del 85 %, algo que coinciden en señalar como «normal», ya que se trata de «la mejor época del año». En el 2014, las fiestas consiguieron atraer a 2,5 millones de asistentes, y el sector no espera que los cambios de programación vayan a afectar a esta cifra.

«Nas festas de María Pita sempre enchemos»

Tras el mostrador de su pequeño y acogedor hostal, Iván Cebes se encarga de atender a los numerosos visitantes que estos días llegan a la ciudad, atraídos por la variada oferta cultural y el buen tiempo que ha registrado este mes de julio. «Houbo moitas cousas que facer ultimamente: celebráronse os concertos de Sting, Pablo Alborán, o congreso dixital, e iso notouse moito nas reservas», explica, al mismo tiempo que reconoce «a principios de mes estivemos a tope».

Cebes regenta el Hostal Mara junto a su hermano, un negocio familiar situado en la Ciudad Vieja que espera un lleno total para la primera quincena de agosto coincidiendo con las tradicionales celebraciones de la ciudad. «Agora a final de mes pegará un baixón, pero nas festas de María Pita sempre enchemos. Mira o que che digo: Mesmo podo borrar o hostal de Internet e quitar a publicidade, que se vai encher igual», afirma con rotundidad Iván Cebes.

Actividades todo el año

A pesar de las buenas expectativas que se presentan para este verano, admite que le gustaría que todas estas actividades se pudiesen repartir a lo largo del año, y así poder tener su negocio lleno durante más meses. «No verán vai vir xente si ou si, pero hai que ver o que pasa o 15 de xaneiro. Hai momentos do ano que son complicados, e aí é onde se debería poñer máis vontade para que pasen cousas na cidade», solicita este empresario de la Ciudad Vieja.

«Nos ha sorprendido la ciudad, se ve todo muy limpio y ordenado»

Álex y Antonio esperan el bus junto al Obelisco sentados en el suelo. Cansados pero sonrientes, con las mochilas a sus pies y un mapa en sus manos. «Me ha gustado mucho, yo le daría un ocho», dice Antonio. «Qué va, hombre, ¡más!», responde su amigo de inmediato. Vienen haciendo el Camino de Santiago desde Toledo, y han decidido acercarse hasta A Coruña. «Santiago es muy bonito», dicen, «pero no tiene una zona como la de la torre de Hércules». Destacan la amabilidad de la gente, que siempre «se ha parado a echarnos una mano», aunque admiten que para unos estudiantes haciendo el Camino «todo se hace un poco caro», aunque planean regresar «el año que viene».

A pesar del implacable sol, que apenas deja respiro, turistas de todas las nacionalidades no dejan de pasear por la plaza de María Pita. Entre ellos se encuentran Leandro y Ana, una pareja de argentinos que lleva ya una temporada viajando por diferentes países de Europa, y que ha recalado en A Coruña para «visitar a una amiga». Acaban de llegar de París, y admiten sentirse muy sorprendidos por esta ciudad. «París era algo frenético, un auténtico caos, aquí se ve todo muy limpio, ordenado y tranquilo», confiesan.

Unos metros más adelante, en la explanada del Parrote, caminan Acki y Ulric, una pareja de hermanos suecos que vienen haciendo un recorrido por todo el norte peninsular desde el País Vasco hasta Galicia, que para ellos, «es lo mejor de España». Acaban de llegar a la ciudad y ya les encanta, aunque están «un poco perdidos». Al contrario que los dos caminantes, opinan que los precios son razonables, ya que «hemos visto cosas peores en algunos sitios», por lo que explican que se llevarán un grato recuerdo de A Coruña.

turismo

Vive Camino

Toda la información sobre el Camino de Santiago en Vive Camino

Votación
0 votos

Los hoteleros coruñeses aguardan la mejor campaña desde el 2008