Los buseros quieren trabajar menos antes que ganar más

Aseguran que las huelgas convocadas para los días 22 y 29 tendrán una afección mínima sobre los usuarios del urbano

Miembros del comité, ayer frente a la sede de la empresa.
Miembros del comité, ayer frente a la sede de la empresa.

A Coruña / La Voz

Los representantes sindicales del comité de empresa de la Compañía de Tranvías confirmaron ayer las convocatorias de huelga para los días 22 y 29 de este mes, medidas de presión que, dijo el presidente del organismo, Alberto Couselo, todavía pueden desconvocarse si la dirección atiende a sus demandas.

Estas pasan, básicamente, por una reducción del horario que hacen los conductores. El incremento salarial -había un preacuerdo con la dirección para un alza del 3 % a razón de un 1 % anual- es para ellos algo secundario, apuntó Couselo.

El representante de seguridad y salud de la firma, Miguel Campos, explicó que en la condiciones actuales el índice de bajas médicas es muy alto, algo que achaca al exceso de horarios, si bien los servicios médicos de la empresa no ven correlación entre el absentismo y esa actividad y la empresa paga el 70 % de un seguro médico privado.

Aseguran que la dirección, con la que mantuvieron nueve reuniones, no atendió sus demandas. Sin embargo, fuentes de la compañía señalan que sí se llegó a un acuerdo salarial y que solo al final de la proceso, con casi todo cerrado, exigieron más horas libres. Los chóferes conducen por convenio 1.810 horas al año (226,5 jornadas laborales), seis menos de las que marca como tope el convenio provincial, sin embargo, ellos aseguran que en el sector la media está en 1.750 horas cada doce meses y quieren acercarse a esa cifra. Su propuesta pasa por una reducción de 16 horas cada anualidad durante cuatro años hasta llegar al acabar el período a 1.746, 8 días menos.

Couselo asegura, con todo, que hay margen para desconvocar la propuesta siempre y cuando la firma se atenga a hablar con ellos y a negociar ese acuerdo. También apunta que de no haber un entendimiento después del día 29 intensificarán las medidas de presión hasta que sus reclamaciones sean atendidas.

Con todo, especificó que en los dos días de paro convocado tratarán de que la afección a los usuarios del transporte sea mínima, aceptando los servicios mínimos que se decreten. Recuerdan que su ánimo no es nunca perjudicar a los ciudadanos, y ponen como ejemplo que voluntariamente renunciaron el año pasado a una subida de sueldo pactada con el fin de que no subiera el billete. La firma recuerda que ese aumento no se anuló, sino que se aplazó, y que el 97 % de la plantilla tiene contrato indefinido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Los buseros quieren trabajar menos antes que ganar más