El edificio de la Citroën sobrevive al plan de derribo

La licencia de demolición pedida en el 2012 caducó sin que se realizasen las obras


A Coruña

El inmueble que albergó al concesionario oficial de la Citroën en General Sanjurjo ha sobrevivo a los primeros planes de derribo que planearon sobre él. Los propietarios presentaron en el 2012, al filo de la aprobación del plan general, una solicitud de licencia de demolición que entonces les fue concedida.

Entonces el caso generó cierta polémica porque diversas voces pedían que se protegiese lo que para muchos pasaba por ser un edificio emblemático de la ciudad y que fue concesionario desde los años sesenta. Ni su propio autor, el arquitecto Andrés Fernández-Albalat, lo consideró de gran valor -sí lo son otros muchos inmuebles suyos en la ciudad- más allá del que pudiera tener la carpintería que daba a General Sanjurjo (la trasera linda con la calle Posee). Patrimonio llegó a estudiar el caso pero el inmueble, finalmente, se quedó sin ficha que garantizase su protección. Con todo, la antigua Citroën -hoy sus bajos albergan un concesionario de motocicletas- siguió en pie y esta semana caducó al licencia concedida por el Ayuntamiento sin que su propietario ejecutase las obras previstas. El plazo para ello era de seis meses desde que se cursó la solicitud, aunque en general el consistorio suele aceptar prórrogas cuando se le solicitan. Ahora ya no caben más aplazamientos.

Con todo, que el inmueble haya sobrevivido hasta ahora no significa que vaya a hacerlo en un futuro, ya que los dueños podrían volver a pedir -y pagar- un nuevo permiso de demolición.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El edificio de la Citroën sobrevive al plan de derribo