Cartas envenenadas por Navidad

El alcalde de Oleiros insta al edil del BNG a acelerar la adquisición de la parcela del Maxi. En la misma misiva le niega los informes que le solicita

La parcela lleva días cerrada al paso de vehículos con grandes piedras.
La parcela lleva días cerrada al paso de vehículos con grandes piedras.

Oleiros / La voz

En Oleiros no se puede pedir más transparencia a la clase política. Al menos en lo que a la parcela del Maxi se refiere. El alcalde, Ángel García Seoane, delegó en uno de los concejales de la oposición, el nacionalista Manuel Sarmiento, la negociación de la adquisición del céntrico solar de Santa Cruz. Este no rechazó el encargo y comenzó a pedir documentación e informes para llevar la operación a cabo. Pero ahora el propio alcalde le comunica, a través de una carta, que de lo que pide, nada de nada. Lo hizo por carta, encabezada con un caluroso «Estimado compañeiro Manuel», para decirle que ese «sinfín de informes técnicos» que pide Sarmiento es inviable y que lo mejor es que llegue a un acuerdo directamente con el propietario de la parcela, y que el papeleo burocrático quede para más adelante. De hecho, en dicha carta le facilita las señas y el teléfono del dueño de la parcela. La carta, en este ambiente de transparencia, no tardó en hacerse pública a los medios de comunicación. Gelo concluye con una cordialidad no exenta de ironía: «Á espera dos teus éxitos na túa xestión, saúdate atentamente...». Por su parte, el concejal del BNG, Manuel Sarmiento, considera poco serio este proceder del alcalde. «Quere que nos sentemos a tomar un café co propietario sen o sustento legal para iniciar unha negociación encamiñada á adquisición dun ben inmoble por parte do Concello, descoñecemos se este é o modus operandi que practica García Seoane en situacións similares, pero o BNG ten por norma axustarse estritamente á legalidade», apunta Sarmiento.

Votación
1 votos

Cartas envenenadas por Navidad