Otro golpe a la circulación con el cierre de Federico Tapia

La obra de mejora de la vía durará seis meses y se hará en dos fases

La calle será objeto de una reforma integral similar a la de Emilia Pardo Bazán.
La calle será objeto de una reforma integral similar a la de Emilia Pardo Bazán.

a coruña / la voz

Una vez más es con un buen fin, pero a los conductores coruñeses la paciencia se les empieza a agotar. Desde las diez de la mañana del próximo miércoles no se podrá circular por el tramo de Federico Tapia entre Antonio Tenreiro y la plaza de Vigo. Esa parte y la que va de allí a la plaza de Galicia serán objeto de una profunda mejora -que dejará la calle como su paralela, Emilia Pardo Bazán- que supondrá, eso sí, un problema para el tráfico durante seis meses, aproximadamente tres meses por cada tramo, aunque la intención, dijo ayer el edil Martín Fernández Prado, es que la obra pueda acabar antes.

El cierre de Federico Tapia por obras no es un caso puntual. Las diversas actuaciones que se están llevando a cabo en la ciudad para sacar adelante proyectos tienen otras dos zonas igualmente afectadas. Una de ellas es el túnel y la urbanización de la Marina, que dejó a los conductores sin el túnel de María Pita y sin Alférez Provisional. La otra es el paso sobre la avenida de San Cristóbal vinculado a la tercera ronda. Está en ejecución para mejorar la permeabilidad entre Elviña y el Birloque, pero mientras no acaba -hasta mediados del año que viene- la comunicación entre las avenidas de Glasgow y Pablo Picasso se verá seriamente comprometida.

En el caso de Federico Tapia la obra en cuestión supondrá una inversión de 876.000 euros que se destinarán a nuevo firme, canalizaciones, mobiliario urbano y reorganización de las zonas de aparcamiento. Son 5.000 metros cuadrados que serán reurbanizados en el próximo medio año. Después le tocará a la plaza Antonio Tenreiro, para la que se ha convocado un concurso de ideas al que se han presentado 65 proyectos. En las próximas semanas se conocerá el nombre del ganador.

«Es imposible hacer una obra que no afecte a los ciudadanos», reconocía ayer Martín Fernández Prado. Por eso ayer la concejala de Movilidad, Begoña Freire, explicó el plan para que el corte no se convierta en un escollo insalvable para los conductores.

El consistorio señalizará el corte y lo anunciará en los paneles informativos. Los conductores, básicamente, deberán pasar desde Antonio Tenreiro a Emilia Pardo Bazán para bajar de nuevo por Marcial del Adalid y retomar Federico Tapia. Los semáforos afectados también serán reprogramados.

Votación
3 votos

Otro golpe a la circulación con el cierre de Federico Tapia