El bombero coruñés sancionado con 600 euros por negarse a colaborar en un desahucio califica de «cobardía» el proceso judicial y no recurrirá la sentencia

Aseguró que él no alteró al público, «son los desahucios en sí mismos los que crispan a la gente y alteran a la sociedad»


A Coruña

El bombero de A Coruña, Roberto Rivas, ha comparecido este jueves ante los medios de comunicación para pronunciarse sobre la sanción, de 600 euros, impuesta por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 coruñés por no colaborar en el desahucio de la octogenaria Aurelia Rey, un dispositivo que se llevó a cabo el pasado 18 de febrero del 2013.

Rivas tachó de «cobardía» el proceso judicial que ha ratificado su condena por «provocar reacciones en el público que alteran o puedan alterar la seguridad ciudadana». El bombero manifestó que ese día «ni yo ni la gente que estaba presente fue violenta. Son los deshaucios en sí mismos los que crispan a la gente y alteran a la sociedad». Tras la condena, Rivas dijo: «Tengo la conciencia muy tranquila, y no necesito de ningún juez ni de ningún tribunal que acredite mi inocencia». Por ello, «no recurriré la condena», subrayó.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos

El bombero coruñés sancionado con 600 euros por negarse a colaborar en un desahucio califica de «cobardía» el proceso judicial y no recurrirá la sentencia