«Antes de saber hablar ya me gustaban los trenes»


Este ferroviario de vocación ha construido en su casa de Ledoño una maqueta de 30 metros cuadrados

Ramón Lechuga muestra uno de los vagones que forman parte de su instalación

[M. ballesteros] A Ramón Lechuga Corbacho cuando lo sacaban a pasear de niño por el coruñés barrio de Cuatro Caminos, donde nació, lo que le tiraba era que lo llevasen a ver los trenes a la estación del Norte. Cuando no era así, lloraba. «Lo mío no es afición, es vocación. Antes de saber hablar ya me gustaban los trenes», asegura este profesional, que se ha reciclado como fontanero después de pasarse ocho años trabajando en la construcción de las líneas del AVE. Con esos orígenes y esa trayectoria profesional, era casi inevitable que los trenes tuviesen un hueco importante en su vida.

El hueco, en concreto, tiene las dimensiones de su casa de fin de semana en Ledoño (Culleredo), donde en el año 2000 comenzó la construcción de una maqueta ferroviaria que ahora ocupa una superficie de 30 metros cuadrados: tiene 7 estaciones, 3 niveles, 50 locomotoras y 500 vagones. Entre vías y convoyes, Lechuga también se ha preocupado de recrear otros espacios reconocibles, como una zona portuaria con la coruñesa Fábrica de Tabacos, la entrada al puerto por A Palloza y un vapor de los años 40.

Hacerse mayor le ha permitido disponer del dinero suficiente para comprarse el sueño ferroviario de su niñez -un tren de la marca alemana Märklin, «el rolls royce de los trenes»-, porque todavía recuerda que de niño consiguió ahorrar 1.500 pesetas para comprarse su primera locomotora de esa marca y tuvo que conformarse con un tren español porque su deseo era entonces inalcanzable: la Märklin costaba 4.500 pesetas.

Y si no fuese prueba suficiente de su pasión, Lechuga apunta que en su casa atesora cerca de 400 volúmenes sobre el mundo ferroviario, algunos datados en el siglo XIX.

La recreación dispone de 7 estaciones, 3 niveles, 50 locomotoras y 500 vagones

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

«Antes de saber hablar ya me gustaban los trenes»