¿Se le queda pequeño su piso? Pues cómprese un pazo en la comarca

La vivienda más cara del área está en Paderne: cuesta 6,45 millones y tiene siete habitaciones, ocho baños, impresionantes vistas y hasta 3,3 hectáreas de zona reservada para el cultivo de almeja


Si ya está cansado de las estrecheces de su piso de dos habitaciones, no se preocupe, en la comarca hay oferta de sobra para que haga su mudanza a espacios más desahogados. ¿Que la terraza es escasa? Pues una parcela de 6.000 metros cuadrados en Cambre puede servirle. ¿Que no le gusta el estilo impersonal de su bloque? Múdese a un pazo del siglo XVIII. ¿Que no le llegan los cuartos para invitados? Pues coja una casa con siete y con vistas al mar. Eso sí, a lo mejor los cuartos que no le llegan son otros, los de la cuenta bancaria. Pues como en casi todas las cosas, ahí está la clave para materializar los sueños que, como bien dice Loterías en su publicidad, no son baratos.

Al menos, eso sí, los sueños inmobiliarios no hace falta inventarlos. En el entorno de A Coruña los hay ya hechos realidad y esperando dueño. Con historia y pedigrí en unos casos, o rebozados en diseño, en otros.

Dominando la ría

Consultando páginas web especializadas como Fotocasa o Aldeasabandonadas surgen las primeras «gangas». La más onerosa se ubica en Paderne y es de las que quitan el hipo. Quien pase el puente del Pedrido procedente de A Coruña la habrá visto: una inmensa cristalera colgando sobre el mar, totalmente abierta a la ría... Pues bien, si le gusta, puede ser suya. Solo tendrá que pagar los 6,45 millones que piden por ella.

El inmueble, situado en Paderne, tiene de todo y de sobra. La finca mide 17.000 metros cuadrados y la casa pasa de 500, por supuesto, con una gran piscina, árboles autóctonos, casa para los guardeses -de 128 metros cuadrados-, garaje para tres coches y hasta con una zona de cultivo de almeja de más de 15.000 metros cuadrados, depuradora y una capacidad de producción de unos 30.000 kilos al año. Pues toda esa mariscada -con su posibilidad de negocio- va incluida en el lote.

Las vistas desde las ventanas de las siete grandes habitaciones -todas con baño, claro- quitan el hipo.

Pero si el gusto del cliente va más por los edificios históricos que por los modernos, también tiene abundante material donde hincar el diente. Por ejemplo en Cambre, donde está en venta el Pazo do Xabreiro, por el que «solo» piden 1,3 millones de euros.

Podrá parecer algo caro, pero para describir la finca también hay que agarrarse. Solo el salón mide 150 metros cuadrados, bastante más que la mayoría de los pisos. Tiene seis habitaciones y cinco baños, un espacio construido de unos 600 metros cuadrados y una finca que pasa de los 6.000 con sus correspondientes árboles centenarios. Y por supuesto -casi sobre decirlo- piscina cubierta y pista de pádel.

¿Caro? Pues depende. Pero si el bolsillo no da para tanto pruebe con otro pazo, del siglo XVIII, «a 10 kilómetros de A Coruña» según anuncia Aldeasabandonadas. Puede ser en Culleredo y las fotos ponen los dientes largos. Tres plantas, 5.000 metros de finca, suelos de madera, ocho dormitorios... Y todo por 380.000 euros, que no es más de lo que se pide por pisos medianos en determinadas zonas de A Coruña.

Si aún así le parece mucho, encontrará en la misma web casas solariegas del siglo XIV situadas en Aranga por 216.000 euros. Necesita una reforma, pero después de cinco siglos parece normal.

Al que le tire algo más moderno tiene amplia variedad en Oleiros, donde los chalés de catálogo abundan en las páginas web del sector y donde no resulta nada difícil que las ofertas más interesantes pasen de las seis cifras. Sucumbir a la tentación resulta sencillo. Poner sobre la mesa el efectivo, ya es otra cosa.

En Aranga es posible comprar una casa del siglo XIV por poco más de 200.000 euros

No todo va a ser comprar. Los puede haber interesados en el alquiler de alguna propiedad con solera y también para eso las páginas especializada ofrecen oportunidades interesantes.

Así, en Bergondo está en venta por 950.000 euros una estupenda casa señorial con 2.500 metros de finca y unos 600 de vivienda, de esas de grandes galerías, chimeneas espléndidas y otras cosas de película. Si no puede comprarla, alquílela, ya que por 1.600 euros al mes todos esos lujos pueden ser suyos. Mientras pague la renta, claro.

En Oleiros hay también vivienda históricas con tarifa mensual. Villa Isabel, en la parroquia de San Pedro de Nós, propiedad de la familia Tenreiro, es una de ellas. Construida en los primeros años del siglo XX y rodeada por un impresionante jardín, ofrece también la opción del alquiler.

Perbes

Otro chalé histórico, por su contenido, no por su continente, sigue a la venta en la zona. Se trata de la residencia de veraneo de Manuel Fraga en Perbes. Lleva más de un año buscando comprador al precio de 1,8 millones de euros. Aún no ha encontrado dueño.

Una casona del XVIII se vende en Cambre, reformada, por 1,3 millones

El chalé de Fraga en Perbes sigue buscando nuevo dueño por 1,8 millones de euros

Villa Isabel, en San Pedro de Nós, está en alquiler.

[E. Millares]

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

¿Se le queda pequeño su piso? Pues cómprese un pazo en la comarca