El corte de la calle Picasso se salda sin grandes retenciones

Los coches ya no pueden pasar desde esa vía hasta Glasgow y deben hacerlo a través de la nueva rotonda de Lonzas

la voz

Muchos conductores despistados se encontraron ayer con que ya no hay salida directa de la calle Picasso a la avenida de Glasgow. Y viceversa. La permeabilidad entre Elviña y el Birloque se verá seriamente comprometida durante los próximos meses, precisamente para que, una vez finalizados los trabajos de la tercera ronda, la fluidez sea mucho mayor.

Desde ayer ya no se puede usar esa conexión porque allí se están instalando las piezas necesarias para la construcción del paso elevado que unirá los dos barrios. El gobierno local, a través de la Concejalía de Movilidad que dirige Begoña Freire, puso en marcha un operativo policial para evitar inconvenientes a los usuarios de esa vía, y las medidas habilitadas funcionaron: no hubo ayer retenciones ni incidentes significativos.

La concejala explica que además de disponer de agentes de la Policía Local en los puntos más conflictivos, también se desplazaron inspectores hasta las paradas de bus para informar a los usuarios de los nuevos cambios, que afectan ya a siete líneas.

En cuanto al tráfico, la apertura del nuevo vial del Birloque ha permitido que los conductores puedan pasar desde Picasso a ese barrio, eso sí, desviándose por el carril de servicio que une el final de la calle de Elviña con la glorieta de Lonzas. Desde allí, dando la vuelta, se puede acceder ya al Birloque por el nuevo vial.

Los cambios afectan también a esa rotonda, que funciona ya como tal, es decir, con cedas en todos los cruces, algo que no había hasta ahora. Eso también causó ayer ciertos despistes en los usuarios, acostumbrados a funcionar con otras preferencias. También allí hubo presencia de la Policía Local.

Aunque de la calle Picasso se puede salir, el problema más importante está para entrar, ya que desde ayer a media mañana ya no hay acceso desde la avenida de San Cristóbal a esa vía. Ese pasa por ser el mayor trastorno que se causará durante las obras a los conductores. Para llegar a Picasso, la opción pasa por desviarse por Alfonso Molina y la fuente de las Pajaritas, que desemboca en la arteria de Elviña tras atravesar José Luis Bugallal Marchesi.

Salgado Torres

El corte al tráfico ha obligado a darle más uso a la avenida de Salgado Torres, la que parte de la zona de Cuatro Caminos a través de los túneles, que acaba también en Lonzas.

Allí se concentrarán buena parte de las paradas del bus urbano que hasta ahora daban servicio a través de Picasso. Esa modificación generará ciertas molestias a muchos usuarios del autobús, que deberán ahora subir hasta vía, más elevada, para poder coger los transportes públicos hacia el centro. Las líneas afectadas son la 5, 12A, 20, 21, 23 y 23A.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El corte de la calle Picasso se salda sin grandes retenciones