La versión «vintage» de la grasa

Una empresa de Curtis recupera y comercializa la manteca, producto elaborado a partir de la mantequilla


[Antón S. Rodríguez] Era un producto casero de nuestras cocinas pero también usado como ungüento curativo. El control sanitario importado desde la Unión Europea la acabó arrinconando hasta desterrarla del uso cotidiano. Grasa con mala fama por su saturación, para dar paso a las nuevas versiones vegetales. Pero en medio de la corriente vintage, la manteca ha regresado. Su principal embajador es la empresa láctea Queinaga, popular por sus quesos y membrillos.

«Nos decatamos de que había un nicho de mercado con este produto -explica Carmen Vázquez, una de las propietarias de esta empresa que da empleo a doce trabajadores-; actualmente son as fábricas de repostería as que máis recuperaron este produto para recuperar vellas tradicións».

Hasta Trives

Así, confiterías y pastelerías son los principales clientes de Queinaga en el envío de manteca, que ya ha trascendido las fronteras provinciales. «Estámola comercializando en pastelerías, a máis lonxe é na zona de Trives (Ourense), para bicas ou roscóns. Logo está a provincia de Pontevedra onde o pan de manteiga é un produto tradicional. E por suposto, xa por toda Galicia, para cociñar as orellas de Carnaval».

Hace aproximadamente un año comenzaron a producir manteca en serie. Durante el 2013 salieron de Queinaga unos diez mil kilos, una cifra que está a punto de alcanzar en el presente ejercicio. Todo apunta a que se superará esta cantidad. «Queda por diante a época de Nadal e Reis, e aí sube moito a demanda de manteiga», señalan desde Queinaga.

Carmen Vázquez, copropietaria de la empresa Queinaga de Curtis, muestra el nuevo producto

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La versión «vintage» de la grasa