La Policía Nacional tiene el triple de antidisturbios que de investigadores

Juárez pasó a 50 agentes a la UIP y disolvió la unidad especial de robos


La voz

Las manifestaciones en A Coruña están bien cubiertas. Los efectivos de la Policía Nacional para controlar posibles desórdenes públicos no son escasos. En el cuartel de Lonzas tiene su base la Unidad de Intervención Policial (UIP), el cuerpo de antidisturbios encargado de controlar protestas, huelgas, partidos de fútbol... La Delegación del Gobierno, máxima responsable de la Policía Nacional en A Coruña, ha velado porque ese departamento no esté falto de personal.

En total, forman parte de la plantilla 150 efectivos. Son medio centenar más de los que había unos años atrás. Si antes eran dos grupos, ahora son tres, un refuerzo que se nota y que no salió de nuevos contratos, sino en su mayor parte de la recolocación de agentes de otros grupos.

Mientras eso ocurre en la UIP, en la Brigada Provincial de Policía Judicial, encargada de investigar todos los delitos y faltas que se cometen, las cosas van de otra manera. En ese grupo hay algo menos de 50 agentes. Si se suman los mandos llegan a 66 personas, divididas en once grupos de investigación que en verano, con las vacaciones de por medio, no están completos, pese al esfuerzo personal de muchos agentes, que aplazan sus días libres o hacen horas extra en momentos, como los actuales, de especial presión por la oleada de robos.

Desde los sindicatos llevan mucho tiempo solicitando que se refuerce esa unidad, que también es responsable de coordinar las brigadas locales de policía judicial de Ferrol y Santiago.

Peor suerte ha corrido la unidad específica para combatir los robos en viviendas, que estaba formada por solo doce funcionarios y logró resolver el 70 % de los casos ocurridos el año pasado además de desarticular hasta 15 bandas de ladrones. Pese a sus éxitos, fue desmantelada y no se ha reactivado este año a pesar de la oleada sin precedentes de robos que vive la ciudad, con más 122 asaltos a pisos denunciados solo entre julio y lo que va de agosto. Todo apunta a que se cerrará el mes con una cifra mucho más elevada, ya que las bandas del Este a las que se atribuyen los robos apenas hacen ruido: Muchas víctimas se enterarán cuando vuelvan de sus vacaciones y encuentren su casa desvalijada.

La presencia policial en las calles, aunque se ha reforzado, no parece estar dando resultado a la hora de atajar una oleada protagonizada por profesionales que actúan con la máxima discreción. «Cuando entran en un portal nosotros ya estamos ciegos», alertaba esta misma semana un mando policial que insistía en la necesidad de que a la mínima sospecha los vecinos llamen al 091.

La capacidad de respuesta es rápida y en dos minutos una patrulla puede estar en el lugar. Eso sí, si el piso ya ha sido desvalijado y los ladrones se han marchado la rapidez del despliegue servirá de poco. Los propietarios tendrán que confiar en que las pesquisas de la brigada judicial den resultado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos

La Policía Nacional tiene el triple de antidisturbios que de investigadores