Galicia al rescate de Europa


El próximo domingo los ciudadanos deciden. Solo votando fortalecerán su papel y el del Parlamento Europeo. Si no toman en serio a la Unión Europea corren el riesgo de padecerla. Europa es demasiado importante para dejarla en manos de los gobiernos de los Estados miembros o, peor aún, de los extremismos y nacionalismos de todo pelo.

Vivimos en un continente viejo y en una Unión joven. Este año se cumplen cien desde el inicio de la primera guerra mundial. En este siglo nuestra región no ha vivido más de quince años sin guerra. La Unión Europea es un espacio insólito de paz y libertad. También de prosperidad y solidaridad, Galicia desde su integración multiplicó por cinco su PIB y recibió más de 20.000 millones de euros. La primera obligación de un demócrata es cerrar el paso a quienes no han aprendido de la historia.

Atravesamos una crisis económica, social y política sin precedentes. Se ha evitado la catástrofe pero se está muy lejos de ofrecer resultados aceptables. No se pueden lanzar las campanas al vuelo con una economía anémica, niveles de paro intolerables, déficit de inversiones y una exclusión social en aumento. Hay mucho por hacer, una política rácana e intergubernamental no ayudará a desplegar el potencial comunitario.

El balance negativo no se alivia porque capítulos importantes de la lista de la compra gallega, en los que he participado activamente, se hayan resuelto razonablemente: el apoyo al sistema financiero, la recepción de fondos estructurales hasta el 2020, las reformas agraria y pesquera que bien instrumentadas pueden ser útiles, la preservación de astilleros y armadores frente a sanciones o la aprobación de un nuevo tax-lease para la construcción naval y nuevas actividades. Pero es insuficiente, nuestras prioridades son las europeas.

Europa será imposible si los grandes o pequeños particularismos se imponen e impiden amplios compromisos en beneficio de todos. Si no avanza decididamente hacia una Unión Fiscal, Social y Política se convertirá en una marioneta y volverán los viejos demonios.

En Europa están los genes y la razón de ser de Galicia. Sabemos que Europa existe más allá de Berlín y de Bruselas. Europa necesita europeos que ejerzan de europeos, conscientes de que no hay diversidad sin unidad. Rescatemos a Europa para que Europa pueda rescatarnos.

Por Antolín Sánchez Presedo Eurodiputado socialista

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Galicia al rescate de Europa