De «saqueadores de lo público» al y tú más del enchufismo

Los ediles invirtieron cerca de dos horas es descalificarse entre bancadas


A coruña / la voz

En un pleno escaso de contenido lo que dominó la sesión fue el espectáculo. El que dieron los diferentes partidos que se arrojaron los trastos a la cabeza entre bancadas bajo la clásica filosofía del «y tú más». La Pikachu fue el decorado de fondo de un poco edificante debate más parecido a un partido de pin-pon que al lugar que teóricamente representa la voluntad política de los ciudadanos y del que se esperan frutos más constructivos para el devenir de la ciudad.

Menos eso, de todo, con un chorreo en el que tal vez los nacionalistas fueron los más calmados, Santiso volvió a entrar en acción y PP y PSOE, en su línea, se dedicaron a sacarse los colores. El portavoz de EU atacó con todo: «Dedícase vostede a tecer redes clientelares e de enchufismo», le dijo a Negreira. De paso, se negó a debatir con «alguén que minte en sede xudicial» -en alusión a Julio Flores- y aprovechó para sacar de nuevo «as facturas falsas» y el «diñeiro negro» de la concejalía de Cultura. Metido en harina, Santiso calificó a los populares de «bucaneros» y «saqueadores do público».

El portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, insistió, por su parte, en preguntar al alcalde por la presunta reunión mantenida con el imputado Espadas en el Ayuntamiento. «Quiere ser el niño en el bautizo, el novio en la boda y el muerto en el entierro -le espetó una muy activa Rosa Gallego (PP)- y no es ni una cosa ni la otra». Carrilo devolvió rápido el revés: «E repenicar ás campás», le dijo.

La concejala popular siguió en su turno pidiendo respeto para todos los implicados en la instrucción de la Pikachu para, acto seguido, fusilar a algunos de ellos: «Moreda y los más de mil kilos, el chalé de Canide...» y citó de paso los regalos de Mar Barcón y de Carmen Marón y, de paso, recordó el caso Carrumeiro, con un millón de euros en 78 contratos recibidos por el BNG desde la Xunta durante el bipartito en Santiago.

Carril siguió a vueltas con las reuniones del alcalde con imputados de la Pikachu. «Está usted muy preocupado por una supuesta comida, a pesar de que no hay ningún tipo de contrato. Nosotros no estamos preocupados por la comida del alcalde de Pontevedra con el delegado de Aquagest», le respondió Julio Flores cuando hacía ya largo rato que el ventilador esparcía a pleno rendimiento en el pleno. «Tampoco le veo preocupado por saber en qué consiste el método 2005», le dijo en alusión al presunto soborno que se habría podido dar ese año en la adjudicación de la ORA.

El socialista José Nogueira volvió a pedir explicaciones por los trajes de la cabalgata. «No es usted la persona más indicada», le dijo Gallego. «Usted ha convertido este pleno en un lugar en el que domina el insulto», le dijo Nogueira al alcalde. A esas alturas ya iban bastantes. «Debería callarse, o vaya a Sálvame a mentir si lo que quiere es audiencia», le espetó Gallego, quien escucharía después como Silvia Longueira atacaba al gobierno local por los casos de presunto enchufismo y promociones a dedo y mentaba a la familia de la propia Gallego, de Ana Fernández y Martín Fernández Prado, así como al bufete de Miguel Lorenzo para hablar de presuntos tratos de favor. «No es la más indicada para hablar de fichajes estrella», disparó Gallego a quemarropa recordándole cómo había llegado a la dirección de la Luis Seoane. «Durante 28 años solo promocionaron a sus afines», remató la popular.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

De «saqueadores de lo público» al y tú más del enchufismo