El temporal obliga a cortar el paseo marítimo al tráfico

Cierran el Acuario al romper uno de los ventanales del restaurante


A Coruña

El temporal de viento y mar que comenzó esta madrugada ha obligado al Ayuntamiento a tomar la decisión de cortar el paso a parte del paseo marítimo. El agua ha llegado a varios edificios, entre ellos el ambulatorio de San José, y la arena ha tomado parte del paseo en la zona de Riazor. Las embestidas han levantado parte del pavimento de la zona de las Esclavas, han caído farolas e incluso el mar deja a su paso peces muertos. La rotonda de las Catalinas está inundada y el agua ocupa, en algunos tramos del paseo, todos los carriles. Algunos hosteleros han comenzado a intentar evacuar el agua que entró en sus negocios en la avenida de Buenos Aires.

Asimismo, desde el Ayuntamiento confirmaron que se ha cerrado el Acuario al público después de que se rompiera un ventanal de la zona de restauración debido al oleaje. También el oleaje causó problemas en la zona de Adormideras y se optó por cortar al tráfico la circunvalación, mientras el oleaje tapaba toda la playa de San Amaro. También se acordonó la zona de Os Pelamios, donde la barandilla continúa dañada por el anterior temporal y la fuerza del mar mojaba esta tarde el paseo.

Un centenar de miembros de la Policía Local, Bomberos y Protección Civil se han movilizado y se encargar de prohibir el acceso a las playas, cortar el paso a peatones en las zonas costeras que se vean afectadas, el cierre de las zonas ajardinadas y de desviar el tráfico.

Desde la Concejalía de Seguridad y Movilidad se hizo ya ayer «un llamamiento a la prudencia de los ciudadanos ante un nuevo episodio de condiciones meteorológicas adversas». Asimismo, se indicó que en la alerta roja en el mar, que comenzó a las 6.00 horas, la franja horaria con más riesgo es la que se sitúa entre las 13.00 horas y las 19.00 horas, ya que la pleamar está prevista para las 18.00 horas, coincidiendo con las mareas vivas.

El Ayuntamiento lanza incluso recomendaciones de cómo prevenir accidentes en el mar, indicando que nadie se debería acercar a la costa, playas o acantilados apartados y se recuerda que no se deben sobrepasar las señalizaciones de los temporales. También se pide que se eviten las prácticas deportivas y náuticas, y que no se transite por el extremo de muelles o espigones, o donde rompen las olas.

En el caso de una caída al agua, se recomienda que se intente apartar de donde rompen las olas, se pida auxilio y se espere a que le rescaten. En el caso de ser arrastrado, lo que se indica es que debe intentar calmarse y dejarse llevar, porque generalmente las corrientes costeras pierden intensidad en algunos tramos y es allí cuando se debe de nadar.

Para afrontar el temporal de viento, se recomienda cerrar puertas y ventanas, retirar cualquier objeto que pueda caer de balcones, tejados o azoteas. Asimismo, se pide que se eviten desplazamientos por carretera y, en caso de tener que hacerlos, que se extremen las precauciones. En este sentido, se indica a la ciudadanía que evite caminar por zonas arboladas, que se alejen de muros o de señalizaciones que puedan suponer un peligro y en el caso de tener que coger el coche que se circule despacio y con precaución ante el riesgo de que haya obstáculos en la vía o golpes de viento que, en un momento, puedan hacer perder el control del vehículo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos

El temporal obliga a cortar el paseo marítimo al tráfico