Redacción

La ciclogénesis explosiva Nadja aprovechó que Galicia dormía para arrasar varios puntos de su litoral. Hasta el momento no se registraron daños personales, pero los destrozos materiales son numerosos e importantes. En A Coruña, Foz y Viveiro se despertaron con gran parte de sus paseos marítimos destrozados. La fuerza del mar también provocó grandes daños en O Coído de Bares y O Barqueiro, así como en Celeiro, donde las olas se llevaron por delante varias chalanas amarradas en el puerto. Y un reguero de daños en la Costa da Morte. La virulencia con la que se comportó el mar fue tal que llegó a colarse en las viviendas y en los garajes más cercanos a la costa.

Las previsiones apuntaban a que Nadja golpearía con violencia, y ayer sábado se registraron olas de más de trece metros de altura y vientos que sobrepasaron con holgura los 100 kilómetros por hora. Tras una pequeña tregua, la ciclogénesis explosiva aprovechó la noche para asestar sus peores golpes de mar.

Sobre las 15.00 horas la alerta naranja tomó el testigo de la roja, aunque las autoridades reclaman máxima precaución, ya que el temporal no abandonará Galicia hasta dentro de unos días.

A Coruña

El fortísimo temporal de esta madrugada ha llevado por delante una buena parte de la balaustrada del paseo marítimo de A Coruña. Tal y como informa Javier Becerra, tanto en la zona de la Hípica, como en Riazor y Adormideras, el oleaje derribó la balaustrada de piedra que lo circunda. A falta de una evaluación más precisa de los daños, se estima que son más de 150 metros. Además, en la zona de Adormideras también arrastró varios coches, papeleras y farolas.

El oleaje más fuerte y destructivo se registró alrededor de las 5.45 de la mañana. Las partes más peligrosas del paseo permanecen cortadas y los servicios de emergencia trabajan en la zona para retirar los restos de arena, agua y mobiliario que han sido arrastrados a la calzada.

Toni Longueira informa que la playa de Bastiagueiro, en el concello vecino de Oleiros, gran parte del paseo, al menos unos 300 metros, ha sido destrozado y el mar arrancó de cuajo las protecciones de madera. Los baños públicos también han sufrido daños imposrtantes.

Daños en Bares

En Estaca de Bares, la periodista de La Voz de Galicia Ana F. Cuba informa que el temporal ha causado destrozos en O Coído, el muelle del Porto de Bares, en Mañón, y en garajes y otros inmuebles privados. En el puerto de O Barqueiro el mar arrasó con aparejos, contenedores y todo el material del muelle pesquero. Los pescadores tuvieron que retirar los barcos para llevarlos a la zona de los puentes. En Cariño, el temporal rompió el espigón y se llevó un yate q se encontraba en seco.

A Mariña

En A Mariña, según informa María Cuadrado, también se registraron importantes daños causados por el temporal.

La peor parte se la llevó San Cibrao (concello de O Cervo). El paseo marítimo ha sido arrasado por la fuerza del mar. La caseta destinada a los baños públicos también registró daños importantes así como una casa de nueva construcción, que se quedó sin la fachada principal. La postal es tan impactante que un gran número de vecinos se han acercado para comprobar los daños. El alcalde Alfonso Villares pide máxima precaución, ya que a las 18.00 regresará la pleamar. Los paseos y la entrada al muelle permanecen acordonados.

En la playa de A Rapadoira, en Foz, la fuerza del agua destrozó todo el paseo central. A pocos kilómetros, en Celeiro, las olas hundieron varias chalanas que estaban amarradas en el puerto así como una nave de mayor tamaño que esperaba para ser restaurada. El paseo marítimo de Covas, en Viveiro, también fue severamente dañado. Además de los daños materiales, el agua también llegó a colarse en alguna de las viviendas cercanas.

Costa da Morte

El intenso temporal, con fuerte oleaje, de esta madrugada, ha dejado tras de sí un reguero de destrozos en infraestructuras públicas y bienes privados en varios concellos de la Costa da Morte. Los puntos más afectados fueron Arou y Santa Mariña, en Camariñas. En la segunda localidad, las olas barrieron varias casetas de los pescadores y destrozaron su material. En Arou, y también en Camelle, el agua llegó hasta alguna vivienda y fue necesario achicar. También hubo daños en Malpica y Muxía.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
149 votos

La ciclogénesis «Nadja» castiga sin piedad buena parte el litoral gallego