La comarca se rebela contra los cambios del bus metropolitano

Culleredo y Cambre lideran la protesta y exigen modificaciones

Pablo barro
culleredo, cambre / la voz

Los cambios en el servicio de transporte metropolitano de Culleredo, aprobados por la Xunta y ya en vigor desde hace unos días, no convencen ni al gobierno local ni a los usuarios. De hecho, algunos vecinos ya han llamado al Concello para mostrar su malestar con estas variaciones. Aunque sí se logran mejoras en algunas zonas, los nuevos horarios autorizados a petición de las empresas concesionarias de los servicios «empeoran» la movilidad de muchos vecinos y no dan solución a algunas de las cuestiones solicitadas por el gobierno municipal.

El alcalde de Culleredo, Julio Sacristán, en cuanto ha tenido conocimiento del texto aprobado por la Dirección Xeral de Mobilidade, mantuvo una reunión urgente con la empresa Asicasa para analizar las consecuencias de las nuevas líneas y horarios marcados en los autobuses. Sacristán mostró su desacuerdo con que el comienzo de los servicios se haya retrasado una hora por la mañana, «lo que perjudica sensiblemente a trabajadores y estudiantes que inician su jornada entre las 7.30 y las 8.30 horas, así como a los usuarios del centro de salud». Otro aspecto negativo es el hecho de que se haya suprimido los servicios de mediodía a Orro, Boedo, Bregua y Castelo, así como los servicios del sábado por la tarde o que los domingos no exista ningún servicio con la zona rural del municipio. Sin embargo, se muestra satisfecho por la creación de una nueva línea desde O Burgo, conectando con Almeiras, Sigrás y el polígono de Alvedro, y por la ampliación del radio de acción de la línea de interés municipal, financiada por el Concello, a Ledoño, Peiro, Sueiro, O Casal y Celas.

Reunión con la empresa

Así, tras el exhaustivo análisis efectuado, Sacristán demandó a la empresa las siguientes modificaciones: que todos los autobuses que parten de A Silva, Castelo, Peiro y el de interés municipal que sale de O Burgo adelanten su horario para dar servicio a trabajadores, estudiantes o vecinos que deben acudir a centros de salud u hospitales; la restitución del servicio a mediodía a Orro, Boedo, Bregua y Castelo; la reposición del servicio de las 22.00 horas, bien desde A Coruña o bien desde O Burgo y Vilaboa, hacia la zona rural; aumento del servicio los sábados con frecuencias también a las 15.30 y 20.00 horas y la creación de tres servicios a la zona rural los domingos, a las 8.00, 13.00 y 20.00 horas.

El regidor cullerdense confía en alcanzar un acuerdo con la empresa para ofrecer un servicio «adecuado a las necesidades del ciudadano y así potenciar el transporte público». No obstante, de no llegar a un acuerdo, el Concello solicitará de inmediato una entrevista con la Dirección Xeral para demandar una nueva resolución. Otras de las cuestiones que sigue sin resolver esta nueva configuración de líneas es el servicio a las urbanizaciones de A Zapateira, que siguen sin disponer de autobuses, ni metropolitanos ni urbanos de A Coruña. Por ello, en breve Sacristán sugerirá una reunión entre la Xunta y los concellos de Culleredo, Arteixo y A Coruña para acordar una solución.

En Cambre, las negociaciones ya están en marcha. El alcalde, Manuel Rivas, está en contacto permanente con los miembros de Mobilidade y de Asicasa, la empresa concesionaria del servicio. Hoy mantendrán una reunión para tratar de definir nuevos cambios. Desde el Concello pretenden que Asicasa aumente frecuencias para que los vecinos de las distintas parroquias del municipio que ahora tienen que usar el circular puedan enlazar sin problemas con los buses que conectan Cambre con A Coruña.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

La comarca se rebela contra los cambios del bus metropolitano