Siete concellos de la comarca carecen todavía de plan general

Betanzos y Bergondo los han contratado de nuevo tras años de trámites


oleiros / la voz

La Xunta anunció hace unas semanas su intención de invertir cerca de 49 millones de euros para agilizar la elaboración del planeamiento urbanístico de los concellos gallegos y acabar así con unas larguísimas tramitaciones que en Galicia duran una media de entre seis y siete años y que, en casos extremos, superan los diecisiete. En la comarca, cinco concellos se rigen aún por normas subsidiarias de planeamiento y de ellos dos, Bergondo y Betanzos, han tenido que volver a contratar la redacción del Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) tras más de una década de trámites.

En la actualidad, en la comarca disponen de planeamiento urbanístico actualizado y en vigor los concellos de Oleiros, Abegondo, Vilarmaior, Irixoa, Paderne, Coirós, Curtis, Mesía, Sobrado y, desde el pasado 16 de diciembre, también Aranga. Miño, que se rige por un PXOM del 2002, contrató la redacción de un nuevo plan, que fue devuelto cuando se encontraba en la fase de informe previo a la aprobación inicial, mientras que los fusionados Oza-Cesuras deberán armonizar sus planeamientos, ya que en el primer caso el PXOM en vigor data del año 2001, y en el segundo el municipio se regía por normas subsidiarias y había contratado la elaboración de un nuevo plan.

Problemas con los redactores

El retraso en las tramitaciones, los sucesivos cambios legislativos o los incumplimientos de contratos han venido a complicar, en algunos casos, el ya de por sí largo proceso de elaboración del planeamiento. En el caso del Concello de Bergondo, que se rige por normas subsidiarias de 1992, su nuevo plan general pasó en el año 2006 la fase de informe previo a la aprobación inicial del texto, pero el contrato de redacción del plan se rescindió el año pasado porque el documento elaborado por la empresa adjudicataria no se adaptaba a la ley del suelo vigente desde el año 2010. El nuevo contrato se adjudicó el pasado mes de noviembre por un período de cuatro años prorrogable por dos años más.

Similar situación se ha producido en el Concello de Betanzos, que contrató la redacción de su PXOM en el año 2000 y que el año pasado volvió a adjudicarla sin que el anterior texto hubiese pasado de la fase de informe previo. El gobierno municipal se ha puesto como fecha para la aprobación definitiva del nuevo plan el año 2016, si se cumplen los plazos previstos, mientras el municipio se sigue rigiendo por normas subsidiarias del año 1996.

En Cambre, la elaboración del PXOM también está dando quebraderos de cabeza al gobierno municipal debido a que la UTE a la que se adjudicó el contrato se retrasó ocho meses en la entrega del documento, en el que además se detectaron graves errores, lo que ha llevado al Concello a anunciar la rescisión del contrato, decisión que está pendiente de que se resuelvan ahora las alegaciones de la UTE.

En la actualidad, los proyectos que se encuentran más avanzados son los planeamientos de Sada y Culleredo, ambos en fase de aprobación inicial, mientras que el Concello de Oleiros, cuyo PXOM fue aprobado definitivamente en el año 2009 aunque parcialmente, está pendiente de que reciba el visto bueno el texto refundido del planeamiento, con las modificaciones posteriores motivadas por recursos judiciales y la subsanación de errores. Arteixo, por su parte, tiene contratada la redacción del PXOM, cuyo documento de inicio debería haberse presentado ya este año. El Concello prevé que sea en mayo cuando sea sometido a aprobación.

49 millones ?

Subvenciones

La Xunta gastará esta cantidad para agilizar los planes

326.000 ?

Arteixo

Es el concello con más dinero asignado para su PXOM

57.500 ?

Curtis

Fue la menor ayuda para un plan, aprobado en el 2007

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Siete concellos de la comarca carecen todavía de plan general