Nuevo concello, nuevo sueldo

La oposición carga contra la subida salarial del presidente de Oza-Cesuras, que ayer aprobó su primer presupuesto

Estefanía Busto, en primer término, arremetió contra los presupuestos del 2014.
Estefanía Busto, en primer término, arremetió contra los presupuestos del 2014.

Oza-Cesuras / La Voz

Pablo González Cacheiro ya había anunciado que pronto dejaría de ser mileurista, condición que asumió hace un año para encarar con mejor estómago el crudo momento de despedir a varios trabajadores municipales de Oza dos Ríos. Pasó entonces de 2.200 a unos mil euros al mes. Y ayer, en la presentación al pleno de los primeros presupuestos de la historia de Oza-Cesuras, anunció que su nueva nómina a partir de enero asciende a 2.800 euros. Fue el punto en el que más intentaron ahondar los dos miembros de la oposición, una de ellas, Estefanía Busto, debutando en la corporación del nuevo ayuntamiento tras jurar su cargo como vocal de la junta gestora. Criticó el nuevo sueldo del presidente, tildó de «inadmisible» la partida de 38.000 euros en dietas de órganos de gobierno, así como el gasto de 9.000 «en propaganda e publicidade». Por su parte, el portavoz del PSOE, José Antonio Vaamonde, recordó conversaciones pasadas con González Cacheiro sobre su sueldo. «Sabes que non me parecía ben o soldo que te marcaches ao principio, pero agora paréceme demasiado, por aí hai gato encerrado», señaló el socialista, cuya frase fue recibida por González Cacheiro con una sonora carcajada. Posteriormente reflexionó ante todo el pleno sobre la relatividad de la carestía de su sueldo. «¿Sabiades que 600 euros poden ser moi caros e 3.000 moi baratos? Depende da produtividade», indicó.

Ante la acusación del BNG de «gobernar para unhas empresas que aínda non están nin dan síntomas de facelo», el presidente de Oza-Cesuras reconoció que pondrá todas las facilidades fiscales para que se instalen el mayor número posible de empresas. «Di vostede que eu me axeonllo ante Coca-Cola e Ence, pois si, e ante calquera que veña aquí para xerar postos de traballo», señaló.

La vocal nacionalista criticó la dicotomía en el nuevo concello fusionado sobre la tasa de agua, asegurando que hay diferentes tarifas en Oza y Cesuras.

Sobre el pleno que dio luz verde -solo con los votos del Partido Popular- a unos presupuestos de 4,3 millones de euros (817.000 más que las últimas cuentas sumadas en los dos últimos concellos), planeó la polémica tala del parque del Sanatorio. González Cacheiro defendió la legalidad de la venta de la corta, si bien transmitió la posibilidad de irregularidades, por lo que solicitó al Colegio de Ingenieros que consulte de forma aleatoria a tres peritos «para determinar se o prezo da corta foi o adecuado». «Puido ser unha mala xestión, pero non ilegal», dijo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Nuevo concello, nuevo sueldo