El gobierno local amortigua el efecto de un contrato que llega hasta el 2024


En 1986 el gobierno municipal de A Coruña firmaba con la Compañía de Tranvías un complejo contrato en vigor hasta finales del 2024 que recogía una fórmula para calcular anualmente la subida de precio del servicio. El actual equipo de gobierno consiguió en los últimos ejercicios atenuar los efectos de la aplicación de las matemáticas al billete consiguiendo que la empresa -que obtuvo importantes beneficios el año pasado- asuma parte del coste de esas subidas.

Comparando lo que cueste el transporte público en A Coruña con otras capitales, la ciudad no sale malparada. Los 1,27 euros que cuesta el billete ordinario están lejos de los 0,72 que se pagan en Logroño, pero también distan mucho de los dos euros que piden en Barcelona. San Sebastián, Madrid, Valencia, Tenerife, Sevilla, Alicante, Málaga y Pamplona, por poner algunos ejemplos, cobran más a sus vecinos por subir al bus.

Pero donde más se ven las diferencias es en el bonobús social. Ahí los coruñeses que disfrutan de esa tarifa pagan y seguirán pagando 0,33 euros por viaje, justo la mitad de lo que abonan los usuarios que gozan de la misma subvención en Vigo. En Oviedo piden 0,72 y en San Sebastián 0,39 euros. Por debajo de A Coruña las diferencias de precio se diluyen. Así, en Gijón cuesta 0,32 y en Bilbao 0,31, solo dos céntimos menos.

También el transporte para universitarios es económico en la ciudad en comparación con otras. Un estudiante paga 0,30, frente a los 0,65 que le piden a los universitarios en la puerta del autobús en Vigo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El gobierno local amortigua el efecto de un contrato que llega hasta el 2024