Costas cree que el mar podría devolver la arena al Matadero

El alcalde pide esperar unas semanas antes de decidir reponer la arena

La pieza superior de una de las farolas de la plaza de María Pita terminó partida en el suelo.
La pieza superior de una de las farolas de la plaza de María Pita terminó partida en el suelo.
X.?V. Gago
A Coruña / la voz

Quizá el mar devuelva la arena que se llevó de la playa del Matadero. Aunque parezca muy improbable, eso confían Costas y el alcalde, Carlos Negreira. Según explicó el regidor, los técnicos de ese departamento consideran posible que en las próximas semanas la acción del mar ayude a cubrir el pedregal en el que se ha convertido la cala. Así, el alcalde pidió «esperar» antes de aplicar «otras medidas» para resolver el problema.

Esas otras medidas consistirían probablemente en reponer la arena, como Costas ya hizo en el 2010 con el fin de ampliar la anchura tanto del Matadero como de las playas de Riazor y el Orzán. Esa operación tuvo un coste de más de ocho millones de euros, y fue muy comentada porque la arena de cantera utilizada dejaba un rastro brillante en la piel. Tras la ampliación, el Matadero, con 1.200 metros cuadrados, 80 de profundidad y 20 de anchura, podía albergar 400 bañistas.

Pero el día de ayer tuvo un protagonista indiscutible. El viento reinó durante toda la jornada, dejando escenas de desperfectos a su paso por la ciudad. Una de ellas tuvo lugar en María Pita, donde la pieza superior de una de sus faroles terminó rota sobre los adoquines de la plaza. La acción del viento también arrancó de cuajo un árbol junto a la Fábrica de Tabacos. Y es que las ráfagas alcanzaron ayer los 74 kilómetros por hora. Desde el pasado 31 de octubre es el valor más alto, seguido por los 67 kilómetros por hora registrados el día 1. En cuanto a las precipitaciones, también fue el más lluvioso. Hasta las dos de la tarde cayeron un total de 16 litros por metro cuadrado. Se aproximan a este resultado los 15,8 que cayeron en la festividad de Todos los Santos, pero hay que tener en cuenta que este dato ya cubre las 24 horas de dicha fecha.

Peor en mar que en tierra

Francisco Infante, delegado en Galicia de la Agencia Estatal de Meteorología, describe el temporal como «una típica situación de lluvia y viento de otoño». Asimismo, añade que «no ha sido intenso en tierra porque no se han superado los niveles de aviso amarillo por lluvia o viento». Sin embargo, la borrasca se cebó más en el mar. «En la costa sí se alcanzó el nivel de aviso naranja por oleaje superior a 5 metros», señaló Infante.

Una marca que se batió la semana pasada con olas que alcanzaron los seis metros de altura y que hicieron las delicias de muchos surfistas, que se dejaron caer por los arenales tabla en mano para cogerlas. En total, desde el pasado día 31 cayeron en A Coruña 48, 5 litros por metro cuadrado que no dieron lugar a descargas eléctricas ni a las inundaciones acaecidas el pasado 22 de octubre. La red de tuberías de saneamiento resistió, ya que las nubes no arrojaron el agua con demasiada fuerza. No se produjeron tampoco incidencias significativas en relación al temporal, más allá de los desperfectos puntuales ocasionados por el viento.

Por otro lado, aunque bajaron con respecto a las registradas semanas atrás, las temperaturas continúan manteniéndose bastante templadas. De los 20 grados centígrados de máxima que tuvieron lugar el día 31 el termómetro pasó a los 19 del día 1, para descender hasta los 16,4 del domingo y los 16,9 de ayer. En cuanto a la temperatura más baja, tuvo lugar el domingo y fue de 12 grados. Durante la jornada de ayer, aunque predominó la sensación de humedad, el mercurio solamente se dejó caer hasta los 14,1 grados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Costas cree que el mar podría devolver la arena al Matadero