La Xunta fija ahora la apertura de la tercera ronda para el 2015

La construcción del viaducto causará cortes de tráfico hacia Pocomaco


A Coruña / La Voz

La Consellería de Territorio e Infraestruturas confirmó ayer, en un comunicado, que la tercera ronda no entrará en servicio hasta «abril ou maio do 2015». Ese plazo coincide con el anunciado por la ministra de Fomento, Ana Pastor, durante su visita a finales del mes pasado.

La consellería confirma así el atraso sufrido por la infraestructura con respecto a las previsiones que manejaba el Ayuntamiento. El gobierno local y el propio alcalde, Carlos Negreira, habían afirmado en reiteradas ocasiones que la infraestructura estaría terminada y en servicio en el 2014.

La administración local mantuvo esa fecha incluso cuando en los últimos presupuestos generales del Estado se incluyeron previsiones de gasto para el 2015. El alcalde insistió en que esos fondos se destinarían a «flecos» y que el compromiso de Pastor era que la ronda entraría en servicio el año que viene.

Durante su visita a la ciudad, la ministra también anunció que el presupuesto de este año para la tercera ronda se incrementaría en cinco millones, de 25,9 a 30,9, aunque eso no acortará los plazos para finalizarla. Además, Pastor afirmó que se añadirían otros cuatro millones para garantizar una conexión entre el Birloque y Elviña. Ese defecto no fue corregido antes por los gobiernos socialistas de Rodríguez Zapatero, con los que la obra estuvo prácticamente paralizada en el tramo de Lonzas.

Cortes de tráfico

La Consellería de Territorio también anunció que mañana comenzará la construcción del viaducto que unirá la tercera ronda y la futura AC-14, que debería entrar en servicio al mismo tiempo que la ronda. Está previsto que las obras duren unos ocho días, durante los que será preciso cortar el tráfico de forma intermitente en la rotonda de acceso a Pocomaco.

Los cortes afectarán a todos los accesos al polígono y tendrán una duración aproximada de diez minutos. Los tramos más conflictivos del viaducto se levantarán de noche, con el fin de minimizar las molestias. Además, se habilitará una zona para que los transportes de vigas puedan esperar sin estorbar al tráfico en caso de que se produzcan retrasos. Se señalizarán las obras en todas las vías próximas y en Alfonso Molina.

El puente tendrá una longitud de algo más de 450 metros y 13 vanos de entre 15 y 41 metros. Se levantará sobre vigas en forma de T de 2,45 metros de cantos en los vanos más anchos y de un metro en los de menor tamaño.

Solo la construcción del viaducto supondrá una inversión de más de tres millones de euros, la quinta parte del presupuesto total destinada al tercer tramo de la tercera ronda, que costará en total 17 millones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

La Xunta fija ahora la apertura de la tercera ronda para el 2015