Paralizan por segunda vez el desahucio de la anciana de A Coruña que no pagó un mes de alquiler

Policía, bomberos y funcionarios de justicia se han retirado pasadas las 15.30 horas. A mediodía se han producido incidentes entre la policía y varios concejales


A Coruña

La presión ciudadana ha logrado, por segunda vez en lo que va de día, paralizar el desahucio de Aurelia Rey, la anciana de A Coruña de 85 años sobre la que pesaba una orden de desahucio para esta mañana. A media mañana se suspendió temporalmente el desalojo pero a mediodía los fuerzas de seguridad volvieron a la calle Padre Feijoo para cumplir con la orden de desahucio. Finalmente, tras la negativa de los bomberos a intervenir y tras incidentes en la calle, la policía municipal, los bomberos y los funcinarios judiciales se han retirado pasadas las 15.30 horas.

Los momentos más tensos se han vivido alrededor de las 14.00 horas cunado se han producido incidentes entre la policía y los manifestantes que aún estaban concentrados en la calle Padre Feijoo. Entre los protagonistas de los incidentes están varios concejales del Ayuntamiento de A Coruña, como son el portavoz del BNG, Xosé Manuel Carril, y el del Esquerda Unida, César Santiso.

Sobre las diez de la mañana, el juzgado dedició la suspensión temporal del desahucio al no poder garantizar la seguridad de los funcionarios de justicia que debían entregar la orden desahucio. Tras la euforia inicial, algunos de los concentrados abandonaron el lugar y más tarde la policía escoltó a la comisión encargada de ejecutar el desahucio de Aurelia Rey.

Varias calles del entorno de la plaza de Lugo permanecieron cortadas y tan solo se dejaba acceder a los periodistas. En el segundo intento de proceder al desahucio, los bomberos se negaron a cortar la cadena de la puerta. En el exterior había varias personas encadenadas y otras acompañan a Aurelia Rey en su casa. Pasadas las tres de la tarde, la gente ha roto el cordón policial y ha tomado la calle después de que agentes municipales tratasen otra vez de acceder a la vivienda sin éxito. La presión ciudadana consiguió que finalmente se retirase la policía local, los bomberos y los funcionarios judiciales.

Suspensión pero temporal

Poco después de las 12.30 horas la plataforma Stop Desahucios recibía las noticias del juzgado: hoy no habrá desalojo. En el domicilio de la afectada estalló la alegría y en la calle se coreó el a nombre de la afectada. «Sí, se puede», fue el grito de guerra, según informa Javier Becerra.

Desde antes de las 10 de la mañana en A Coruña se concentraron más de dos centenares de personas, lideradas por el colectivo Stop Desahucios, para tratar de impedir el desahucio de Aurelia Rey, pero tras la euforia inicial cuando se corrió la voz de un aplazamiento, finalmente no ha podido evitar que se este ejecutando el desahucio.

Varias personas colocaron una cadena en la puerta y permanecieron durante buena parte de la mañana dentro del portal, a la espera de que llegasen los funcionarios del juzgado con la orden de desahucio, que finalmente no llegó a producirse.

El numeroso grupo, liderado por el colectivo Stop Desahucios, mantuvo cortado uno de los carriles de la calle Padre Feijoo.

Entre las personas que protestaron en esta céntrica calle de A Coruña había numerosos políticos, entre los que se encontraban el portavoz del grupo parlamentario del BNG, Francisco Jorquera, el portavoz nacionalista a nivel municipal, Xosé Manuel Carril y la concejala Avia Veira, César Santiso, portavoz de Esquerda Unida y Yolanda Díaz, de Alternativa Galega de Esquerda, además de la socialista Yoya Neira, Gloria del Valle y José Nogueira.

Aurelia, que tiene un impago por alquiler que abonó más tarde, lleva varias semanas arropada por activistas del colectivo Stop Desahucios, que se han concentrado en las últimas semanas para pedir la anulación del proceso y han solicitado que se le permita continuar en su piso «por humanidad».

El sábado unas 300 personas cortaron la calle pidiendo que se paralice la orden de desahucio de la anciana, que reside sola y que ha rechazado irse a una residencia. El viernes pasado, Aurelia Rey era tajante con el conflicto por el piso en el que vive. «Teño todo pago» afirmaba, mientras decía que no abandonará su casa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
152 votos

Paralizan por segunda vez el desahucio de la anciana de A Coruña que no pagó un mes de alquiler