Una cláusula antiterrorista expulsa a Moncho del Concello de Sada

La modificación de UPyD en la ley electoral salpica al histórico alcalde


Sada / La Voz

Poco podía imaginar Ramón Rodríguez Ares que su marcha precipitada y en contra de su voluntad del Concello de Sada se gestaría a 600 kilómetros. Concretamente en el despacho de Rosa Díez. Porque fue la presidenta de UPyD quien activó la modificación de la Ley de Régimen Electoral. Entonces su obsesión no era otra que evitar la presencia de personas vinculadas con ETA en las listas electorales.

De este modo, desde su reforma, la ley determina que son inelegibles los condenados por sentencia, «aunque no sea firme», por delitos contra la Administración pública. Esta última parte fue una enmienda introducida por UPyD «como mejora técnica». Por otro lado, la misma ley determina que «las causas de inelegibilidad lo son también de incompatibilidad». Es decir, prohibido ser elegido concejal y obligado a dejar de serlo si la causa de incompatibilidad llega con el acta en propiedad. Otras de las novedades de la ley es ese «aunque la sentencia no sea firme». Rodríguez Ares y su entorno se aferró al recurso presentado ante la Audiencia Provincial tras ser condenado a seis meses de inhabilitación por no ejecutar una sentencia de derribo en su etapa de alcalde. Si los legisladores no hubieran incorporado ese «aunque no sea firme», Moncho podría haber esperado al fallo del recurso, unos cuantos meses más de garantía en el Ayuntamiento.

Pero el objetivo de colocar el mayor número de trabas a concejales vinculados con el terrorismo ha salpicado al histórico alcalde de Sada. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) fue aprobada de forma definitiva por el Congreso en enero del 2011.

Esta semana, el pleno

Mañana se celebrará la comisión para preparar el pleno que hará oficial la baja de Ramón Rodríguez Ares de la vida activa del Ayuntamiento. Parte de su entorno le ha animado a renunciar antes de la celebración del pleno (presumiblemente el jueves 15 de noviembre), un gesto de marcha voluntaria. Pero habrá pleno igualmente, bien para comunicar el cese por incompatibilidad del político o bien para notificar la renuncia. Lo cierto es que desde que se conoció la sentencia, Moncho ha sido un teniente alcalde sin presencia activa, alejado de las comisiones y ausente en los plenos. Por lo que pudiera pasar. A él y al gobierno de Sada.

Análisis vida municipal

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos

Una cláusula antiterrorista expulsa a Moncho del Concello de Sada