Reproches y tensión en Culleredo por la asistencia a las juntas de portavoces

Todos los grupos se abstuvieron en el pleno para disolver la Mancomunidad

Sacristán y Lupe Pombo, discutiendo después del pleno.
Sacristán y Lupe Pombo, discutiendo después del pleno.

Culleredo / la voz

El pleno celebrado ayer en Culleredo fue atípico, ya que, aunque no estuvo falto de tensión, la verdadera bronca se produjo una vez terminada la sesión. La chispa que prendió la hoguera fueron unas palabras de la primera teniente de alcalde, la nacionalista Raquel Jabares, cuando echó en cara a la oposición que a las juntas de portavoces no acudan los líderes de los grupos, sino portavoces suplentes o adjuntos. «A xunta de voceiros é cada vez menos de voceiros, porque vamos os do PSOE e do BNG», aseguró durante la lectura de una moción en contra de las medidas económicas del régimen local.

El portavoz del PP, Antonio Cañás, explicó que todos los concejales son igual de importantes y tienen «la misma legalidad, legitimidad y apoyo del grupo», mientras que Jabares le recordó que cuando va un edil que no cobra por otra Administración recibe 200 euros, «e se ven vostede (cobra da Deputación coruñesa) o outro concelleiro non cobraría eses cartos». Cañás le respondió: «Hasta día de hoy, que yo asista a las juntas o acuda la portavoz adjunta no supone una diferencia en el dinero que debe pagar el Ayuntamiento por esa asistencia».

Refriega tras el pleno

El tema volvió a crear tensión después de la sesión, especialmente entre Julio Sacristán y la concejala de APdC Lupe Pombo, quien le pidió «respeto» para los concejales aunque no sean portavoces. Además, los dos grupos de la oposición cargaron tintas contra Raquel Jabares por esas alusiones y la criticaron por retrasar la hora de inicio de las juntas de portavoces, de hacer comentarios fuera de contexto en esas reuniones («sobre el Twitter, Sara Carbonero...») y por fumar en las dependencias municipales cuando no está permitido. PP y APdC también se quejaron de que en este mandado se redujeron las asignaciones un 75 % (de 600 a 200 euros) y que con esta reducción se quedarán en 172 euros. «Mientras tanto, ellos no se bajan el sueldo ni reducen dedicaciones que no son necesarias», indicaron.

El alcalde, Julio Sacristán, aclaró que cobra al mes 700 euros menos que en el anterior mandato y que, con la reducción de las retribuciones, dejará de percibir otros 4.000 euros. También Jabares recordó a APdC y a PP que la secretaria municipal incluso llegó a recriminar a algún portavoz titular que estaba en la puerta esperando a que comenzase la junta de portavoces y al final entró la suplente.

Curiosamente, en el pleno se aprobó con el voto a favor de PSOE, BNG y PP y la abstención de APdC la propuesta del gobierno local para reducir un 7,1 % el salario de los ediles con dedicación exclusiva o parcial y un 14 % las retribuciones que perciben el resto de ediles sin dedicación. La medida supondrá un ahorro de 32.000 euros.

Mancomunidad

En el pleno también se sometió a aprobación la disolución de la Mancomunidad de municipios, un punto que no salió adelante debido a que todos los grupos se abstuvieron y era necesaria la mayoría absoluta. Tan solo el PSOE defendió su voto y el alcalde indicó que no supone un coste para las administraciones públicas ni es inviable económicamente. De hecho, recordó que tenía superávit.

En la sesión se aprobó a la expropiación de terrenos para el nuevo CEIP en Vilaboa y una moción del equipo de gobierno para pedir la retirada del Real Decreto 20/2012 y otra que pide suprimir las diputaciones.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Reproches y tensión en Culleredo por la asistencia a las juntas de portavoces