El buen tiempo y la crisis disparan el alquiler de bicicletas

Ana Lorenzo Fernández
ana lorenzo A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

CESAR QUIAN

El servicio quintuplicó sus cifras en un año, alcanzando los 16.500 usos al mes

11 mar 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Pedalear está de moda. El buen tiempo que se ha registrado durante este invierno, la subida excesiva del precio de los carburantes y las consecuencias de la crisis económica son tres de los motivos que han llevado a los coruñeses a olvidarse del coche, el autobús o la moto y apostar por un medio de transporte más ecológico, saludable y barato: la bicicleta.

El servicio de alquiler municipal, Bicicoruña, cumplió el pasado mes de enero dos años y medio desde su puesta en marcha, que tuvo lugar el 15 de julio del 2009, y desde entonces no ha parado de crecer. En la actualidad, dispone de un total de 300 bicicletas y de 19 bases de estacionamiento repartidas por toda la ciudad, para facilitar la recogida y entrega de vehículos, y a esta se podría añadir próximamente una más -la instalada en la plaza San Jaime de la Sagrada Familia-, que se encuentra en fase de pruebas y que podría entrar en funcionamiento en pocas semanas. Tanto esta como el resto están siendo utilizadas por cerca de 3.000 usuarios -más concretamente la cifra era de 2.883 a finales de este mes de febrero-, un dato que supone un incremento de casi un millar de personas con respecto al mismo período del año pasado.

A estas estadísticas también habría que añadir que durante toda su andadura, el servicio de Bicicoruña ha sumado más de 5.000 usuarios, de los que la mayoría, un 85 %, decidieron comprar el abono anual con la tarjeta Millennium, mientras que el resto optó por el bono mensual. Otro dato significativo es que los hombres apuestan más por este medio de transporte que las mujeres, ya que el número de varones subidos a bicicletas supera el 52,5 %, y el de las féminas se queda en un 47,1 %.