El buen tiempo y la crisis disparan el alquiler de bicicletas

El servicio quintuplicó sus cifras en un año, alcanzando los 16.500 usos al mes


a coruña / la voz

Pedalear está de moda. El buen tiempo que se ha registrado durante este invierno, la subida excesiva del precio de los carburantes y las consecuencias de la crisis económica son tres de los motivos que han llevado a los coruñeses a olvidarse del coche, el autobús o la moto y apostar por un medio de transporte más ecológico, saludable y barato: la bicicleta.

El servicio de alquiler municipal, Bicicoruña, cumplió el pasado mes de enero dos años y medio desde su puesta en marcha, que tuvo lugar el 15 de julio del 2009, y desde entonces no ha parado de crecer. En la actualidad, dispone de un total de 300 bicicletas y de 19 bases de estacionamiento repartidas por toda la ciudad, para facilitar la recogida y entrega de vehículos, y a esta se podría añadir próximamente una más -la instalada en la plaza San Jaime de la Sagrada Familia-, que se encuentra en fase de pruebas y que podría entrar en funcionamiento en pocas semanas. Tanto esta como el resto están siendo utilizadas por cerca de 3.000 usuarios -más concretamente la cifra era de 2.883 a finales de este mes de febrero-, un dato que supone un incremento de casi un millar de personas con respecto al mismo período del año pasado.

A estas estadísticas también habría que añadir que durante toda su andadura, el servicio de Bicicoruña ha sumado más de 5.000 usuarios, de los que la mayoría, un 85 %, decidieron comprar el abono anual con la tarjeta Millennium, mientras que el resto optó por el bono mensual. Otro dato significativo es que los hombres apuestan más por este medio de transporte que las mujeres, ya que el número de varones subidos a bicicletas supera el 52,5 %, y el de las féminas se queda en un 47,1 %.

Récord cada mes

El uso del servicio de alquiler de bicicletas no ha parado de crecer desde que dio sus primeras pedaladas, y buena prueba de ello fueron los datos del pasado enero, donde se llegaron a los 10.049 usos, frente a los 4.800 registrados el año anterior, y a los 917 del 2009. También febrero se cerró con otro récord de utilización, puesto que las bicicletas fueron cogidas y devueltas en 10.609 ocasiones, casi 4.000 más que en el 2011, y 9.200 por encima de la cifra recogida en el 2010. Estos balances son muy significativos teniendo en cuenta que estos dos meses -junto a diciembre- suelen ser los de menos movimiento debido a las condiciones meteorológicas adversas. Sin embargo, la sequía de las últimas semanas ha permitido que el número de usuarios no haya parado de subir.

Si esta línea ascendente continúa en los próximos meses se podrían batir las marcas registradas durante el 2011, cuando se rondaron los 16.500 usos en el mes de septiembre (casi duplicando los 9.000 del 2010) y se acercaron a los 15.000 mensuales en abril, mayo y octubre, unas cifras que se situaron muy lejos de las registradas en el 2010, cuando las bicicletas fueron utilizadas por 3.336, 5.844 y 6.917 personas, respectivamente.

Funcionamiento

El sistema para poder recoger y devolver una bicicleta en la red municipal funciona con dos horarios distintos dependiendo la época del año, ya que aunque se ponga en marcha siempre a las 7.30 horas, en la temporada de otoño-invierno (noviembre a marzo), el servicio se cierra a las 20.30, mientras que en los meses con más luz se amplía hasta las diez y media de la noche. Los responsables de Bicicoruña señalan que es muy importante «cumplir estos horarios, porque normalmente se retiran o encadenan las bicicletas de aquellas bases más susceptibles de sufrir actos vandálicos o robos».

Otro de los objetivos que también se buscan es tener siempre bicis disponibles en todos los puntos, así como plazas libres para poder devolverlas. Aunque se disponen de 300 vehículos, normalmente en la calle están cerca de 200, ya que el resto se van rotando para reparar las averías que se vayan detectando, y realizarle la puesta a punto correspondiente. De hecho, hay un teléfono gratuito (900?814?440) a disposición de todos los usuarios, para que estos informen si detectan un mal funcionamiento de alguna bicicleta para que esta pueda ser sustituida y arreglada.

De los 5.000 usuarios,

el 52,5 % son hombres, y

el 47,1 % mujeres

El pasado enero se llegó a los 10.049 usos, frente a los 4.800 del 2011

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
42 votos

El buen tiempo y la crisis disparan el alquiler de bicicletas