Belas Artes estrena una sala con obras del Museo del Prado

rodri garcía A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

LAURA CUBA

Los nuevos cuadros reemplazan a los de Carducho trasladados a Rascafría

07 feb 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

Diez obras procedentes del Prado podrán verse desde esta tarde en el Museo de Belas Artes de A Coruña. Después del traslado de los nueve lienzos pintados en su día por Vicente Carducho al monasterio de Santa María del Paular, en la localidad madrileña de Rascafría, los responsables de ambos museos acordaron un cambio de lienzos con el que, según indicó en su día Ángeles Penas Truque, directora Belas Artes «el museo sale reforzado en la calidad y la pluralidad de sus fondos».

A las ocho de la tarde de hoy, el conselleiro de Cultura, Xesús Vázquez Abad, inaugurará la sala que acoge los lienzos cedidos por el Museo del Prado. Desde Belas Artes indican que este nuevo depósito permite a la pinacoteca «por unha parte, contextualizar dúas das pezas máis importantes da súa colección: as táboas de Rubens». Y es que con la incorporación de las obras El amor dormido, de Erasmus Quellinus II, y La caída de Ícaro, de Jacob Peter Gowy, «poténcianse ás obras de Rubens xa que temáticamente teñen unha relación directa». Además, el cuadro La apoteosis de Hércules, de Jean Baptise Borkens, «representa ao deus grecorromano que está vinculado co nacemento mítico da cidade da Coruña», indican desde Belas Artes para concluir que estas tres obras «formaron parte do programa decorativo que realizou Rubens para a Torre de Parada, pavillón de caza de Felipe IV».

Aunque estos lienzos del Prado sustituyen a los de Carducho, dos obras de este pintor continuarán exhibiéndose en esta sala. Se trata, como es habitual en este artista, de otras de temática religiosa como son San Juan de Mata renuncia al doctorado y luego lo acepta por inspiración divina y Ordenación y primera misa de San Juan de Mata. Ambos óleos superan los dos metros.