El paseo marítimo se convertirá en mirador antes del San Juan

Gabriel Lemos A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

EDUARDO PEREZ

El alcalde entregó ayer los premios a los ganadores del concurso de ideas

02 feb 2012 . Actualizado a las 12:38 h.

El paseo marítimo no volverá a desafiar a los temporales con una barandilla que se cruce en su camino. Después de que el Becky dejase su último mordisco en noviembre del 2010 en la balaustrada de Riazor, el Ayuntamiento ha decidido sustituir el actual modelo por un mirador sin barreras físicas.

Así se estableció después de estudiar los 83 proyectos presentados al concurso de ideas para la reordenación del borde litoral, cuyos premios se entregaron ayer. No hubo un ganador, porque el jurado entiende que todos ellos «aportan ideas valiosas», como ayer quiso remarcar el alcalde, Carlos Negreira, al clausurar la entrega de premios a los tres proyectos ganadores y a los cuatro accésit.

Los arquitectos e ingenieros coincidieron en sus diagnósticos sobre el paseo, como resaltó el decano del Colegio de Ingenieros, Carlos Nárdiz, y apostaron por la retirada de la balaustrada. Ese proyecto se materializará de forma escalonada, de forma que antes de las hogueras de San Juan estará ya listo el tramo afectado por el Becky, así como las obras de pavimentación.