Una oportunidad para llevar las nuevas tecnologías a 3.000 familias con menos recursos


? Otra de las iniciativas desarrolladas por la Secretaría Xeral de Modernización para mejorar el acceso a las nuevas tecnologías ha sido un plan de ayudas para que las familias con menos recursos puedan disponer de Internet en sus casas. El presupuesto para desarrollar esta actuación será de 570.000 euros durante el próximo año, con lo que se subvencionará la contratación de este servicio a más de 3.000 familias.

La puesta en marcha de este proyecto ha sido posible gracias a un convenio de colaboración firmado recientemente por la responsable de este departamento de la Xunta, Mar Pereira, el director de Administracións Públicas del Territorio Norte de Telefónica, Manuel Alonso; y el conselleiro delegado de R, Arturo Dopico. Ambos operadores se presentaron a la convocatoria abierta publicada en junio para participar en la iniciativa.

Para poder optar a estas ayudas, los solicitantes deberán de ser familias residentes en Galicia que tengan una renta per cápita igual o inferior a los 9.000 euros, y que soliciten una nueva alta de acceso a Internet a través de las compañías R y Telefónica. Una de las condiciones fundamentales para conseguir esta subvención es que en el domicilio no hubiese contratada previamente ninguna línea de acceso a la red.

A partir del próximo lunes se podrán solicitar estos descuentos, que serán de un 40 % del coste de la tarifa mensual de conexión a Internet a partir del segundo mes de servicio hasta completar un año, con una cuantía máxima de 180 euros y con la condición de permanecer en este servicio durante el mismo período. Tanto el alta de la línea como el importe de una cuota mensual será asumido por la entidad colaboradora.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Una oportunidad para llevar las nuevas tecnologías a 3.000 familias con menos recursos