El temporal provoca un reguero de daños en toda la comarca

Pequeños retrasos en el aeropuerto a causa de las fuertes rachas de viento


a coruña / la voz

Rachas de viento de hasta 87 kilómetros por hora, fuertes aguaceros a media tarde y algunos daños materiales de escasa cuantía es el balance del primer temporal del otoño, que ayer sacudió la comarca coruñesa con fuerza.

Aunque las primeras rachas de viento estaban anunciadas para primera hora de la tarde, el vendaval azotó las zonas costeras desde primera hora. La centralita del 112 y las de los distintos cuerpos de emergencia no pararon de recibir avisos a lo largo de todo el día, aunque no hubo que lamentar daños personales en ninguno de los percances tras la decisión del gobierno local de aplicar el protocolo de máxima seguridad. Así, se vallaron los accesos a las zonas arboladas y parques más concurridos de la ciudad, además de recomendar precaución a todos los ciudadanos.

Ello no impidió la caída de ramas de árboles, algunas de gran tamaño, como la registrada en Méndez Núñez. También se desplomó un poste de servicio telefónico en Culleredo y los bomberos de los parques comarcales de Betanzos y Arteixo tuvieron que atender llamadas para aliviar canalones obturados, evitar desprendimientos de cascotes y retirar cristales peligrosos en diversos puntos.

En A Coruña ciudad, la situación fue muy similar. Los bomberos tuvieron que realizar decenas de salidas. Las más llamativas fueron las que afectaron al desprendimiento de una pancarta publicitaria en el lateral de la Fundación Barrié, que fue devuelta a su posición original por los servicios de emergencia.

Los bomberos también acudieron a la caída de un andamio en un patio interior de la calle San Lucas 5, que fue retirado por los propios obreros, así como a la caída de cascotes en la fachada del número 4 de la calle Vizcaya y en Herrerías, además de atender otros avisos procedentes del parque de Santa Margarita, una antena en la calle Tornos o una vivienda parcialmente anegada en Thomas Edison.

Pequeños accidentes

También relevante fue la tranquilidad en el tráfico, donde no hubo que lamentar más que pequeñas incidencias. La más aparatosa fue una salida de vía a la altura de Begano, en la que se vieron implicados varios coches, pero que se saldó sin heridos de consideración.

Sí tuvieron que emplearse a fondo los operarios de mantenimiento de Carreteras para limpiar la calzada en la zona de Alfonso Molina, en el viaducto sobre la ronda de Nelle, para retirar la suciedad arrastrada por el viento y los daños de otro pequeño accidente. En el aeropuerto, las operaciones se realizaron con algunos retrasos, como el que afectó al vuelo procedente de Madrid de las 11.40.

Pese a la lluvia, hubo dos pequeños incendios forestales, sin consecuencias, en Vilaboa (Culleredo) y Bergondo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El temporal provoca un reguero de daños en toda la comarca