«Me crie detrás de una barra»

El regidor vive en casa de sus padres y ayuda en el negocio familiar


aranga / la voz

Alberto Platas (Aranga, 1976) puede presumir de ganar unas elecciones sin imprimir un solo cartel con su rostro. El joven candidato del PP tuvo que tomar el relevo a última hora del anterior regidor, Manuel Brañas Abad, quien falleció unos días antes de la campaña electoral. Con el triunfo de Alberto Platas en las urnas, Aranga no dispone de primera dama. El alcalde es soltero.

-¿Novia?

-Estable no.

-Entonces es usted el soltero de oro de Aranga.

-Más que de oro, de Platas por lo menos [ríe].

-¿Y liga más desde que lleva el bastón de mando?

-No, exactamente igual.

-¿Exactamente igual de mal o de bien?

-Digamos que también hay crisis en este sector.

-¿Sus padres le conminan a dejar el hogar a los 35 años?

-No me meten prisa, pero sé que a ellos les gustaría que me casara. En cambio no quieren que me marche de casa. Se van haciendo mayores y también les gusta que esté con ellos. Mi hermana vive en A Coruña.

-¿Le ha cambiado la vida su cargo de alcalde?

-Totalmente. Ahora tengo mucha más responsabilidad y es completamente distinto. Antes hacía mi labor de teniente alcalde, ayudaba todo lo que podía, pero cuando te veías en una situación muy importante o delicada acudías al alcalde, que era quien finalmente daba la cara. Y ahora me toca a mí. Te sientes más responsable.

-¿Tiene menos tiempo para comer?

-No, porque yo siempre tuve poco tiempo para comer. Ahora lo que noto es que tengo más compromisos, un día comes con el alcalde de Irixoa, otro día con otro, pasado mañana viene alguien de la Diputación, otro día vas a Santiago...

-Y cuando come fuera, ¿echa de menos los platos del negocio familiar (Casa Platas)?

-Es una forma de ver y comparar. Y cada día me doy cuenta de que tengo una gran cocinera en casa, se me confirma cada vez que como fuera.

-¿Sigue vinculado al negocio familiar?

-Siempre ayudé, me nacieron los dientes en el restaurante de la familia. Era muy pequeñito cuando mis padres montaron el negocio, me crie detrás de una barra. La hostelería es una profesión que engancha muchísimo. Es muy esclava en el sentido de que hay que dedicarle muchas horas, pero es muy agradecido porque conoces a infinidad de personas, desde un albañil a un abogado o un político.

-¿A qué famoso le puso algún café?

-Desde Paco Buyo, el portero del Real Madrid, a Jesús Vázquez, el presentador de televisión. Al primero le llegué a pedir un autógrafo. El restaurante tiene fama en la comarca por los cocidos. Hasta hace poco también expedíamos los cotos de pesca, pero ahora lo hace la sociedad Río Mandeo.

alberto platas alcalde de aranga

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

«Me crie detrás de una barra»