Creatividad coruñesa más allá del Tetris analógico

La productora Esferobite presentó ayer dos nuevos proyectos audiovisuales


A Coruña / la voz

Su Tetris analógico les llevó hasta el centro Pompidou, aunque el campo de acción de Esferobite, productora audiovisual y multimedia nacida en A Coruña en 1998, va mucho más allá. Ayer presentaron una muestra de su creatividad en el CGAC los dos integrantes de esta singular productora: Belén Montero y Juan Lesta.

La primera de las novedades es un videoblog musical llamado Iconoscopio. Un modo de colaboración entre creadores audiovisuales y músicos que comienza a dar sus frutos: «Nos mandan sus temas y nosotros desarrollamos el vídeo con las imágenes que nos inspire la música. Es un intercambio, yo trabajo con su música y ellos pueden utilizar mi vídeo», explica Lesta. Esto permite dinamizar el mundo del videoclip, que atraviesa horas bajas: «Al vídeo lo mató la SGAE. Llegó un momento en el que no tenías ni libertad creativa ni derechos de autor. Y un videoclip lo haces si te dejan hacer lo que quieres o si ganas dinero con él. Con el Iconoscopio conservamos el control creativo, de hecho son propuestas muy experimentales, no las típicas del grupo tocando en medio de un bosque con la imagen distorsionada. Y el grupo tiene así un material de promoción de calidad», añade.

No son precisamente unos recién llegados a este mundo del vídeo musical. Montero y Lesta realizaron los vídeos de grupos como Fangoria, Astrud o La Buena Vida, grabados todos ellos, por cierto, en A Coruña.

Diario de viaje «on-line»

El otro proyecto que presentaron se llama Península XY, «un diario de viaje on-line que surgió de nuestros numerosos viajes entre nuestras dos residencias en A Coruña y Barcelona», cuenta Montero. «En una ocasión salimos de Barcelona al amanecer y llegamos aquí justo cuando se ponía el sol. Así que hicimos unos vídeos dividiendo la península en dos ejes de este a oeste y de sur a norte: del Cabo de Creus a Fisterra y de Sagres, en Portugal, a Estaca de Bares», relata Lesta. Las limitaciones presupuestarias no fueron un problema para conseguir un resultado impactante: dos vídeos de diez y dieciséis minutos que recorren la geografía española a través de más de 40.000 fotografías: «Solo contamos con un iPhone con un programita de tres euros y una cámara de fotos de 200 euros hackeada. Y en Portugal nos cruzamos con el coche de Google. ¡Ese sí que tenía un buen equipo!», bromean.

Pero la funcionalidad de este proyecto todavía no ha alcanzado su esplendor, tal y como explica Montero: «Los vídeos funcionan por sí mismos como piezas artísticas. Pero tienen un sentido más práctico en Internet, porque queremos que se vayan recopilando anotaciones y elementos, señalando, por ejemplo, dónde se pueden comprar unas morcillas estupendas o qué rincones recomienda la gente».

Y todo esto lo han puesto en marcha mientras su Tetris analógico continúa expuesto en el Centro Pompidou de Metz (Francia) hasta final de mes: «La idea nació realmente en el 2001, aunque no se materializó hasta el 2008. Cuando se pensaba que había que digitalizarlo todo, pues nosotros decidimos ir un paso más allá en la evolución y analogizar lo digital. Colgamos el vídeo de demostración en Vimeo y YouTube y ya tenemos 300.000 descargas. Por eso nos llamaron del Pompidou. Ahora todo funciona así», razona Lesta.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Creatividad coruñesa más allá del Tetris analógico