La configuración de las listas al Congreso y al Senado, próximo foco de conflicto


En el Bloque, las disputas orgánicas amenazan con provocar una escisión entre las diferentes corrientes, especialmente después de que tanto el Encontro Irmandiño como Máis Galiza se constituyeran en partidos con identidad propia. Ninguna de las partes se atreve a romper con el status quo actual por temor a regresar al panorama previo al nacimiento del Bloque, con una constelación de pequeñas fuerzas políticas fragmentando el espacio nacionalista, aunque las disensiones actuales hace que algunos consideren «a única saída» la ruptura total.

Esa tesitura ni se contempla en el PSOE. Pero sí son conscientes de las complicaciones que tendrá recolocar a muchos de los que ahora se han quedado sin cargo institucional. Los puestos a repartir tras la debacle del pasado domingo son escasos. Moreda, como Vicente Irisarri en Ferrol, ya se han apresurado a pedir plaza en la Diputación, donde el PSOE tendrá a nueve representantes.

Perspectivas negativas

La siguiente oportunidad serán las elecciones estatales, que se celebrarán en un plazo no superior a nueve meses, pero las expectativas de los socialistas tampoco invitan al optimismo. Además de los actuales titulares de los puestos, entre los que se encuentran Javier Losada -?único senador socialista por A Coruña- y Carmen Marón, diputada, habrá que sumar a los caídos en el 22-M. Y todo ello, en un escenario de bajada electoral, que, conforme a los resultados del pasado domingo, reducirá la presencia de socialistas en Madrid a dos diputados -ahora hay cuatro- y un solo senador.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La configuración de las listas al Congreso y al Senado, próximo foco de conflicto