La magia del fuego en la fragua

Este artista apuesta por la escultura en las obras forjadas que exhibe en la sala de María Pita, en las que ironiza sobre la realidad de las tres dimensiones


A Coruña/la voz.

El calor de la fragua, el metal incandescente, dorado como una barra de oro, el repique de los golpes sobre el yunque, el soplo del fuelle avivando el carbón o el baile de las llamas es una realidad, en tres dimensiones, dentro del estudio de Tono, nombre artístico de este pintor y escultor nacido en Compostela pero desde hace más de treinta años refundido con las raíces coruñesas en uno de sus barrios más emblemáticos: Monte Alto. 3DHD.

Esculturas en Alta Definición

es el título de la exposición que Antonio Galán Fuentes, Tono, (Santiago, 1967) tiene en la sala del palacio de María Pita. Este título ironiza, algo muy propio del artista, sobre la invasión de las tres dimensiones «para hacernos creer que la realidad pasa por una pantalla». Es una idea sobre la que abunda en el catálogo de la muestra: «En ocasiones, y cada vez más a menudo, es más valorada la impresión que tenemos de una fotografía de una obra en el ordenador que su visión in situ». Por este motivo sostiene: «Estoy seguro de que no hay mayor revolución que la contemplación de cualquier manifestación en vivo y no debemos renunciar jamás a tal acto», afirma con la misma fuerza con la que golpea el acero inoxidable que por primera vez ha forjado para esta exposición.

Reconoce que ya antes había trabajado el acero inoxidable, «pero en yunque no, es muy raro», además de hacer un recorrido por todos los metales utilizables: hierro, cuproníquel, cobre «y termino con unas esculturas en plata, pasando de lo primigenio, que es el hierro, a un metal noble como la plata; lo del oro ya no está al alcance de mi presupuesto», bromea.

Una de sus últimas exposiciones la hizo en Madrid y en esta ocasión muestra solo escultura, sin pintura, y «es la primera vez, porque normalmente mezclaba las dos cosas; llevo ya bastante tiempo dedicándome solo a la escultura». De todos modos, «es transitorio, no había hecho nunca una exposición solo de escultura, y era una especie de reto». Recuerda que solo de pintura sí había hecho alguna muestra.

De todas formas, en las 25 piezas escultóricas que expone en la sala de María Pita «hay un cuadro con vidrio grabado que también lo considero escultura, y más con la luz que tiene, que hace casi como si tuviera una cuarta dimensión». Todo está hecho con diferentes materiales y con el objetivo de que la gente «se lo pase viéndola, porque recorres un poco la historia del metal»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Tags

La magia del fuego en la fragua