«Canto lo que tiene que ver conmigo»

La Voz

A CORUÑA

La artista de las gafas de sol y las peinetas inicia en A Coruña una minigira de conciertos por Galicia, en la que hará un repaso de sus 25 años sobre los escenarios

06 may 2010 . Actualizado a las 12:03 h.

«Hola, soy Maribel». Con esta naturalidad descuelga el teléfono Martirio, sin intermediarios, ni mánager, ni nada, «porque aquí somos mucho de andar por casa». La cantante de Huelva presenta esta noche su espectáculo El aroma de lo desnudo , con el que inicia una minigira de conciertos por Galicia, «una región que me encanta por su paisaje, por su cultura, por su gastronomía. Por favor, pon que tengo muchas ganas de ir».

-¿Qué se va a encontrar el público en este concierto?

-Vamos a hacer un repaso de mi trayectoria, desde el año 1986, hasta mi último disco -grabado el año pasado con motivo de sus 25 años sobre los escenarios-. Va a ser un concierto de mis clásicos, donde va a haber coplas, tangos o boleros, siempre mezclados con otros ritmos, como el jazz.

-Precisamente, la fusión de ritmos es una de sus señas de identidad. ¿No es complicado mezclar boleros y jazz?

-No, porque yo voy fusionando los ritmos y adaptándolos a los nuevos tiempos, sin desvirtuarlos. Yo siempre canto lo que tiene que ver conmigo, cojo temas de siempre que me gustan y los adapto a los nuevos tiempos, como María la portuguesa , Ojos verdes o La bien pagá .

-¿Cómo es trabajar con su hijo en el escenario?

-Yo trabajo con Raúl [Rodríguez] desde el año 1994 y me ha producido tres discos. Ha tocado mucho conmigo, aunque él es guitarrista de Kiko Veneno. Tengo la suerte de que él me va a acompañar y viene conmigo a Galicia, y que junto a Jesús Lavilla (piano) han hecho unos arreglos maravillosos, y con solo dos instrumentos podemos ofrecer un concierto excepcional.

-¿Traerá sus gafas de sol, sus peinetas y sus mantillas?

-Yo nunca me he puesto mantilla, no sé de donde ha salido eso, pero también dicen que tengo los ojos violetas y no es verdad. Por supuesto que saldré al escenario con mis peinetas, mis gafas y mis trajes. Siempre ha sido así, y nunca he cambiado. Estas antenas parabólicas mías son detalles para embellecer.

-Aquí en España es muy conocida por esa puesta en escena. ¿Qué pasa cuando sale a otros países y aparece sobre el escenario?

-Les encanta. Cuando salgo de España a algún país de Europa les flipan las peinetas y los trajes, y les gusta ver que hay un acento español clarísimo.

-¿Cómo se presenta este verano?

-Hay mucho trabajo y tenemos una gira por España y también llegaremos a París y a Estambul. Además, acabo de grabar un disco con el pianista cubano José María Vitier, en el que ponemos música a poemas de Rubén Darío, Lorca o Calderón de la Barca. Es el trabajo más bonito que he hecho.