Un árbol y una placa recordarán en el monte de San Pedro al niño ahogado en la piscina del Liceo


El próximo sábado se celebrará en el monte de San Pedro un acto para recordar a Diego Novo Anido, el niño que hace un año falleció ahogado en la piscina del colegio Liceo La Paz. La iniciativa, que surgió de los amigos de la familia y la propia familia de Diego, fue respaldada desde el primer momento por el Ayuntamiento, que habilitará una pequeña parcela en el parque para plantar un árbol y colocar una placa en su memoria.

Según explicó el presidente de la asociación de vecinos de Matogrande, David Alba Ramírez, esta entidad funcionó como «mera transmisora» de los deseos planteados por la familia y los amigos de la familia. Explicó que durante las pasadas Navidades se envió una carta al Ayuntamiento solicitando la autorización para realizar este acto y, según indicó David Alba, «la respuesta fue muy rápida». Además, recuerda que en una entrevista con el alcalde, Javier Losada, este se mostró receptivo en todo momento y se comprometió en dar su visto bueno a cualquier iniciativa que se plantease para recordar al niño. Una vez que llegó a la asociación de vecinos la respuesta del Ayuntamiento, David Alba puso en conocimiento de la familia su contenido y le remitió una copia de la carta.

Un encuentro familiar

El acto, que se ha planteado como un encuentro familiar, se celebrará el próximo sábado a las cinco y media de la tarde en el monte de San Pedro. De todas formas, y dado que los familiares de Diego han publicado a través de Internet el anuncio de la plantación del árbol, cualquier persona se podrá acercar hasta allí y mostrar su apoyo a la familia. De hecho, en el blog del barrio de Matogrande se ha publicado la carta que envió la madre del niño, Vanesa Anido, en la que agradece el apoyo y la ayuda brindada por todos los que estuvieron y están a su lado tras el fallecimiento de su hijo.

El trágico suceso en el que murió Diego Novo Anido ocurrió el 30 de marzo del 2009. El niño, que acababa de cumplir 4 años, participaba en unas clases de natación en la piscina del colegio Liceo La Paz. Su cuerpo apareció en el fondo de la piscina y los servicios de emergencia poco pudieron hacer para salvar su vida.

El esclarecimiento de cómo ocurrieron los hechos motivó un proceso judicial que todavía no está finalizado y la titular del Juzgado de Instrucción número 3 sigue estudiando las declaraciones y todos los informes para decidir las responsabilidades en el trágico suceso que conmocionó a toda la sociedad coruñesa. Entre otras incógnitas, todavía está por determinar qué pasó realmente entre las 10.26 y las 10.38 de la mañana del accidente y si Diego Anido regresó a por sus chanclas a la piscina y si fue entonces cuando cayó al agua. Aunque se esperaba que el análisis que realizó el Centro Oceanográfico de las ondas de la piscina que se grabaron en vídeo pudieran esclarecer los hechos, los técnicos indicaron que no pueden llegar a conclusiones precisas al no disponen de medios adecuados para ello.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

Un árbol y una placa recordarán en el monte de San Pedro al niño ahogado en la piscina del Liceo