Esparcidos más de 4.000 kilos de sal para evitar placas de hielo en las vías


La nieve dejó paso a las intensas heladas que se registraron en diferentes puntos de la comarca coruñesa. Con la intención de evitar incidentes, los bomberos de A Coruña, Protección Civil de los distintos municipios y las policías locales trabajaron desde la madrugada de ayer para cubrir de sal los principales viales de la comarca. Según datos facilitados por Protección Civil, fueron necesarios más de 4.000 kilos para evitar que las placas de hielo produjesen algún accidente en las carreteras.

Las bajas temperaturas de ayer provocaron que por la tarde cayeran nevadas en A Zapateira, Oleiros y Betanzos, entre otros muchos puntos del área metropolitana. Los servicios contraicendios herculinos informaron de que debieron actuar por la mañana en la rotonda de Mesoiro, donde esparcieron cien kilos de sal.

Puentes resbaladizos

Dentro de la comarca, la peor parte se la llevó el municipio de Betanzos. La ciudad de los caballeros amaneció ayer prácticamente helada. Las zonas más peligrosas para los peatones fueron los puentes de la ciudad, varias plazas céntricas como la de García Hermanos, el atrio de Santo Domingo, la zona de Pescadería y el entorno del ambulatorio.

Los responsables de Protección Civil de Betanzos informaron de que durante la noche y bien entrada la mañana se esparcieron en la ciudad cerca de mil kilos de sal para evitar caídas, principalmente en las lugares más sombríos del municipio. También el hielo fue el protagonista en zonas como Aranga, Irisoa y Curtis, aunque todas las carreteras permanecen abiertas al tráfico. Asimismo, Protección Civil informó de que la máquina quitanieves actuó durante toda la noche de ayer en las principales vías del municipio.

Carreteras peligrosas

Según la Dirección General de Tráfico (DGT), las carreteras que registraron mayores problemas por placas de hielo fueron la AC-934, en el término municipal de Sobrado dos Monxes y la CP-0905 que une Betanzos con Vilalba. Asimismo, Protección Civil registró problemas en la N-VI a su paso por esta localidad, la AC-542, la carretera que une la ciudad de los caballeros con Mesón do Vento y la AC-840, el vial que comunica Melide y Betanzos.

Las principales heladas de Cambre se registraron en los viales secundarios. Los servicios de emergencia contabilizaron 2.000 kilos de sal esparcidos por las principales carreteras y calles del municipio. También en Oleiros se echaron otros 600 kilos de sal para evitar accidentes. La DGT recomienda circular con precaución y evitar los desplazamientos a última hora del día para evitar salidas de vías provocadas por las placas de hielo que se forman en la carretera. Para hoy se espera un aumento de la nubosidad con lluvias que posiblemente llegarán de madrugada. Las temperaturas mínimas no experimentarán cambios significativos y las máximas llegarán hasta los doce grados.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Esparcidos más de 4.000 kilos de sal para evitar placas de hielo en las vías