Una fiesta de inauguración vibrante y sin alcohol


A una de las zonas con mejor hostelería de la ciudad acudí esta semana a la inauguración no de un bar, sino de Vibrostep, el primer centro especializado en esas máquinas o plataformas vibratorias que ayudan a ponerse en forma y a combatir la celulitis y que están tan de moda últimamente. «Nuestros aparatos son de primer nivel y contamos con dos monitoras profesionales para asesorar a los clientes», comenta Paula García , una de las responsables. «Cada sesión dura 10 minutos y no hace falta ir vestido con ropa deportiva. El horario es ininterrumpido», explica. Es decir, puedes vibrar un ratito antes o después de trabajar. Al tratarse de un centro deportivo y al hecho de estar en esta época de septiembre en el que todo el mundo quiere perder los kilos ganados en verano, los responsables del negocio decidieron organizar una inauguración sin pizca de alcohol y con pinchos bajos en calorías. La empresa Classicbar, que dirige Manolo el del Pirata de Santa Cristina, preparó mojitos y otros cócteles en los que no se echó de menos el ron. La firma Boketé se encargó de las viandas sin grasas. Una inauguración vibrante. Por cierto, la semana que viene vuelvo por este barrio porque los del Comarea abren su bar de copas situado en el bajo que está pegado al restaurante.

Aunque por motivos de seguridad todavía no quieren aportar muchos datos lo cierto es que del 26 de septiembre al 4 de octubre, unos días antes del Pilar, A Coruña se convertirá en la capital de la Guardia Civil. Nuestra ciudad toma el relevo de Santander, donde tuvo lugar el año pasado, como sede de una serie de actos institucionales que incluirá un gran desfile en el centro de Marineda al que asistirán importantes autoridades y personalidades. Ya les contaré.

La Federación de Comercio de A Coruña entregó recientemente una placa a Carmen P. de Pestoni, en reconocimiento a sus 55 años de ejercicio profesional. Cierto es que en los últimos tiempos cedió el testigo de sus negocios en Menéndez Pelayo a sus hijas Cristina y Eva, pero le sigue gustando ponerse de vez en cuando detrás del mostrador, como cuando tenía 16 años y empezaba en el sector. Para conmemoran sus 55 años de empresaria dedicados al negocio de la escritura y el juguete tradicional, estos días al realizar una compra regalan tinteros y plumillas fabricadas en Ferrol por la desaparecida fábrica Hispania allá por los años 50, cuando Carmen se puso a trabajar. «Ahora resulta que mis nietos quieren aprender a pintar con plumilla como la abuela», afirma emocionada al lado de la primera caja registradora que utilizó.

Trabaja en la secretaría de laboratorio del Materno y pinta desde siempre. «Estudié 4 años en artes y oficios y en el año 1967 me presenté por primera vez a un concurso», recuerda Balbina Bau , que hasta el 2 de octubre expone sus últimas creaciones en el Hotel Meliá María Pita. Es una mujer que rebosa vitalidad y que en cinco minutos me cuenta los premios que ganó en el concurso de pintura convocado por el complejo hospitalario en el que trabaja. «Ahora no me presento porque soy de las organizadoras», apunta sonriente. Dice que en estos últimos 40 años nunca dejó de pintar los paisajes, ríos, bosques, marinas, flores, animales, bodegones o retratos que tanto le gustan. Además de trabajar, pintar y exponer tiene tiempo de dar clases de pintura en San Diego. Ya les decía que era una artista muy vital.

Fue impulsor, entre otras muchas cosas, de la sardiñada de Sada, ahora convertida en todo un acontecimiento, de la Cofradía de Pescadores, del Sporting Sada y hasta de las en su día famosas carrozas de Sada. Eduardo Guillén Vila acaba de cumplir 90 años y los del Club de Leones de La Perla das Mariñas quieren agradecerle todo lo que hizo por la localidad organizando un gran homenaje que tendrá lugar en diciembre.

La mayoría de bañistas no se percataron, pero hace unos días compartieron arenal de Gandarío con Carmen Martínez Bordiú y su marido José Campos, y con Luis Alfonso de Borbón y su esposa. Me cuentan incluso que Campos se cambió el bañador en plena playa sin taparse demasiado. ¡Vaya foto para un paparazi! Como viene siendo habitual, pasaron unos días por el pazo de Meirás, y por los concellos de Sada y A Coruña, e incluso en la revista Hola aparecen unas fotografías de la familia de compras por el Jardiland de Oleiros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Una fiesta de inauguración vibrante y sin alcohol