Las «cherrys», un año después del escándalo en la Universidad

A CORUÑA

02 sep 2009 . Actualizado a las 03:15 h.

Seguro que recuerdan la que se había armado hace un año cuando en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura decidieron contar con el espectáculo de estas chicas como broche final al curso de acogida a los nuevos alumnos del centro. El performance en el que se iban liberando poco a poco de la ropa no fue del agrado de todo el mundo y hubo quien, en lugar de apreciar el arte de estas jóvenes coruñesas, calificó su actuación de «bochornoso acontecimiento de estriptís». «Todo surgió sin pensarlo ni planearlo y cuando quisimos la polémica se terminó», recuerdan. Hacía tiempo que no sabía nada de estas actrices de la compañía Almacabra que ponen en escena el espectáculo Black Cherry Burlesque. «Todo el mundo nos conoce como las Cherrys», apunta Vanessa Rivas , que forma el trío junto con Sue Moreno y Yolanda Paz . Un año después de aquel escándalo en la Universidad, este sábado, a las diez de la noche, actuarán en la sala Leclub de la calle Rey Abdullah. «Presentamos un espectáculo de variedades, coreografías y cómico, ya que hay mucho del humor absurdo que tanto nos gusta», destacan.

A muchas personas les llamó la atención el fular con la imagen de la Torre que el alcalde regaló el lunes a Miss España. Ayer les contaba que era un trabajo de Pepitina Ruiz , una artista de Jaén. ¿Y cómo llegó la creación jienense a manos del regidor? La respuesta tiene nombre de mujer, Bárbara Liaño . Oriunda de Cantabria, trabajó en Madrid como relaciones públicas de una importante empresa hasta que hace menos de un año cambió los despachos de la capital por el corazón de un coruñés. «Estoy montando mi propia empresa que se dedicará a regalos personalizados y diferentes y por eso mantengo el contacto con Pepitina y le pedí este trabajo con la Torre», comenta Bárbara mientras muestra unos preciosos abanicos, también con la imagen del faro, que pensaba comercializar con motivo de la feria taurina pero que no llegaron a tiempo. Ahí la tienen, con sus originales ideas. En bici con ayuda. Disfrutar del ejercicio del ciclismo sin realizar grandes esfuerzos ya es posible. Las bicicletas eléctricas han llegado a A Coruña de la mano de Nuria García , administradora de la tienda Norbike. «El usuario hace ejercicio porque no deja de pedalear. Sin embargo, en lugares excesivamente costosos, como pueden ser las cuestas, sentirá como si alguien le empujara por detrás», explica. A través de un pequeño motor eléctrico y una batería de litio, se consigue así un transporte urbano cómodo, económico y no contaminante. Además, ofrece la posibilidad de montar en bicicleta a personas que por distintos motivos, no pueden utilizar una convencional, como es el caso de las personas de la tercera edad. Y como para variedad están los gustos, ya las hay de todos los modelos posibles, «Tenemos 30 modelos diferentes: triciclos, plegables, tipo mountain bike, de todos los colores...». De todas maneras si todavía son escépticos a los avances y desean comprobarlo con sus propios ojos, esta tienda ofrece la posibilidad de probarlos durante un cuarto de hora. El precio, en cambio, no es apto para escépticos, ya que su valor oscila entre los 1.000 y 1.300 euros. Sin embargo, es rápidamente amortizable si se tiene en cuenta que la batería ofrece una autonomía de 60 kilómetros y supone un consumo de 1 euro por cada 1.000 kilómetros. Por el paseo. No hay que abandonar el paseo marítimo para llegar de esta tienda en la zona del Orzán hasta el establecimiento Vazva, que dirige Óscar Vales , al lado de la casa del Sol, donde tuvo lugar la presentación del equipo Versus, NMD, Pride y Turbo con la presencia de los ocho mejores bodyboarders del mundo que van participar en el campeonato de Doniños. Cerca de 300 de aficionados llenaron la tienda para ver de cerca a sus ídolos australianos, hawaianos y sudafricanos que firmaron autógrafos y pósteres a todos los amantes de esta deporte. Un acontecimiento.