Miss España regresa de Cancún con una agenda repleta de desfiles, reportajes y entrevistas

A CORUÑA

22 jul 2009 . Actualizado a las 11:38 h.

«Estoy un poco derrotada», afirma la ganadora del certamen de Miss España tras muchas horas de vuelo desde México. Estíbaliz Pereira Rábade, de 23 años recién cumplidos, ya está en España, pero todavía falta bastante tiempo para que pueda dormir en la cama de su casa de la avenida de Hércules, del barrio coruñés de Monte Alto. «En las próximas horas tiene que hacer varias entrevistas en programas de televisión y reportajes fotográficos para revistas y catálogos. Casi no tiene huecos libres en la agenda», confirma Herme Huelga, responsable de prensa del concurso de belleza Miss España, que acaba de ganar en Cancún la joven y espigada gallega.

«Mañana me voy a Tarragona, pasado a Córdoba, y después, déjame pensar... a Ibiza», comenta Estíbaliz, que llegó ayer al mediodía a Barajas junto con el resto de las candidatas, entre ellas las damas de honor, Miss Jaén y Miss Granada, en el concurso de belleza celebrado en un hotel caribeño. En el aeropuerto la esperaba su madre, que prefirió desplazarse a Madrid al saber que en las próximas semanas le va a resultar complicado ver a su hija por A Coruña. «Para casi no haber descansado nada en varios días la encontré muy bien», comenta Pilar Rábade, la progenitora, mientras pasea con la flamante Miss España por la Gran Vía madrileña.

El jet lag no altera la sonrisa de Estíbaliz, que afronta con ilusión su nueva etapa vital, con la que tantas veces había soñado desde que con 16 años se presentó a su primer concurso, uno destinado a jóvenes modelos patrocinado por El Corte Inglés. En Ibiza anuncian a bombo y platillo para este sábado el primer desfile de la nueva reina de la belleza española tras su elección. El lunes, también en tierras ibicencas, presentará el vestuario que lucirá en la nueva edición de Miss Universo, que tendrá lugar el mes que viene en Aruba y en el que la coruñesa será la representante española. De nuevo tendrá que enfrentarse a otras mujeres bellas y a muchas horas de vuelo. «Creo que hasta finales de agosto me va a ser imposible ir a Galicia, aunque estoy deseando estar con mi gente», confiesa. Tanto el alcalde de A Coruña como el concejal de Fiestas herculino manifestaron en la últimas horas su deseo de recibir a Estíbaliz en el Ayuntamiento y de contar con ella en alguna actividad del programa de festejos diseñado para el próximo mes. «Si estuviese ahí, me encantaría, pero por ahora nada», se lamenta la nueva Miss España.