«Todas las enfermedades tienen que ver con la alimentación»

Afirma que dos semanas son suficientes para aprender a comer bien y conseguir eliminar los kilos de más


«Una dieta coherente implica ser consecuente con tu propio organismo, lo que permitirá potenciar nuestra energía mental, vital y emocional». De esta forma resume la doctora en farmacia y especialista en nutrición Amil López Viéitez (Vigo, 1977) las claves para conseguir una alimentación responsable, que ha resumido en su último libro, y que esta tarde (a las 20.30 horas) expondrá en la Fundación Caixa Galicia.

-¿Se puede decir que la alimentación es la única clave para tener una buena salud?

-Sí, puesto que menos los accidentes de tráfico, todas las enfermedades nuevas tienen que ver con la alimentación, desde muchos tipos de cáncer, hasta demencias, trastornos cardiovasculares o enfermedades autoinmunes.

-¿Hay que alimentarse de forma distinta según la edad?

-Los niños y adolescentes necesitan más calorías, pero a medida que se va aumentando de edad, el metabolismo se hace más lento y hay que cambiar la alimentación, dependiendo de la edad y también del sexo, puesto que las mujeres necesitan comer menos, porque por lo general tienden a hacer menos ejercicio.

-¿Existen algunas normas generales para realizar una buena alimentación?

-La primera es que, en el desayuno, hay que tomar siempre un vaso de agua con un chorrito de limón, que permite equilibrar la acidez de la sangre, ya que muchas enfermedades actuales son consecuencia de que tenemos la sangre muy ácida. Por eso, la dieta coherente es alcalinicista (basada en frutos secos y vegetales), para contrarrestar la abundancia de ácidos que están presentes en las frutas, el vinagre o el exceso de proteínas.

-¿Qué tipo de alimentos hay que consumir?

-Hay que hacer cinco comidas al día para mantener el equilibrio de las hormonas, sobre todo de la insulina. Hay que hacer tres comidas principales y uno o dos tentempiés. Además, en todas las comidas debe haber proteínas magras (pescado, ternera, pollo, pavo o legumbres), hidratos de carbono (verdura, ensaladas y caldos) y grasas insaturadas (aceite de oliva, frutos secos o aceitunas).

-Pero además de comer bien, para perder peso habrá que hacer ejercicio.

-Por supuesto. Nosotros aconsejamos hacer ejercicio regularmente: caminar, piscina, ir en bicicleta. Y, además, hay que combinarlos con otros ejercicios de tonificación muscular (pesas, gomas elásticas o máquinas de gimnasio), que son los que, a la larga, nos proporcionarán mayores beneficios.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

«Todas las enfermedades tienen que ver con la alimentación»