Los vecinos de Meicende reivindican la creación de un centro de día, una guardería y más zonas verdes


La asociación de vecinos de Meicende convocó ayer una asamblea para concienciar a los políticos de la necesidades urgentes de su pueblo, que pasan por la creación de calles peatonales, mejoras en el saneamiento y la construcción de nuevas infraestructuras.

«El Ayuntamiento de Arteixo tiene mucho dinero, pero no aporta el suficiente en proyectos para la mejora de los pueblos», sostiene Orlando Bello, presidente de la asociación. En la asamblea, donde estaban presentes representantes de los distintos partidos políticos, los tres concejales de Meicende y la alcaldesa, Pilar Souto, los vecinos subrayaron que «es urgente hacer un proyecto de reforma global en Meicende, y para eso los partidos políticos se tienen que implicar más».

Entre las principales reivindicaciones de la localidad está la construcción de un centro cívico, un centro de mayores, plazas públicas, una escuela taller y una guardería.

Además de la creación de infraestructuras, la asociación propone también que se creen más zonas verdes para que los vecinos puedan disfrutar del tiempo libre que pasan en su pueblo, así como un anillo semipeatonal, que hará que los vecinos dejen de caminar por la avenida de Meicende, «que está saturada de tráfico, tanto de coches como de camiones», explica Carlos Calvelo, secretario de la asociación. Este anillo, formado por calles paralelas, sería complementado con la creación de sendas peatonales en el entorno del valle del embalse de Meicende, donde se construiría también una piscina cubierta climatizada.

La asociación presentó, por fin, un presupuesto general, que incluye la compra de terrenos, pavimentación de calles y construcción de infraestructuras, que asciende a los 2.641.000 euros.

La asociación, que empezó sus funciones este mes, se reunió ayer con Alcoa, a la que pidió ayuda para la realización de este «proyecto global». Según los vecinos, la empresa ya aceptó limpiar los seis metros que tubería que pasan por dentro del embalse y las fincas abandonadas que están ubicadas al lado de la industria.

La ayuda de Repsol

Otra de las empresas a la que los vecinos recurrirán será Repsol, con la que tienen una cita hoy. «Nosotros queremos que un 75% de los 600.000 euros que Repsol paga de impuesto sean utilizados en Meicende», sostiene Orlando Bello.

El presidente de la asociación añade que se negociarán también ayudas financieras para mejorar las condiciones «del pueblo, que es el principal perjudicado por la refinería».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los vecinos de Meicende reivindican la creación de un centro de día, una guardería y más zonas verdes