Las fiestas llegan a todos los rincones

Laura Queijeiro / María Vidal

A CORUÑA

15 ago 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

Como antesala al puente festivo, la ciudad vivió ayer una jornada de espectáculos que se extendieron por diferentes zonas. Cabezudos, danzas ecuestres, hinchables, conciertos y charangas. No faltó de nada para que niños y adultos coruñeses pasasen una alegre jornada en familia.

Cuatro visitantes llegaron ayer a la ciudad creando una gran expectación en María Pita. Solo habían salido de Barcelona en las grandes ocasiones. Y el octavo centenario de la ciudad fue una razón de peso para que los gigantes de la ciudad de Barcelona y los de la parroquia del Pi viniesen a visitar a sus homólogos en A Coruña, María Pita y Sir John Moore.

La heroína y el general británico ya llevaban unos minutos esperándolos, bailando al son de las gaitas y acompañados de un grupo de cabezudos que despertaron simpatía entre los más pequeños. Pasadas las siete de la tarde, Jaume I el Conquistador y su esposa Violant d?Hongria entraron en la plaza al son de tambores y clarines. Tras ellos también llegaron Mustafá y Elisenda, un rey moro y una dama blanca que deleitaron a los presentes con la canción El gegant del Pi , tarareada por algunos de los adultos que vieron el espectáculo desde las gradas habilitadas en la plaza. Después de cautivar a todos los presentes con tres bailes, los cabezudos y gigantes forasteros se trasladaron a la planta baja del Palacio Municipal para descansar, pues la jornada de hoy también los convoca a danzar por los aledaños y en la misma plaza de María Pita, a partir de la una de la tarde.