El Orzán da sus primeros pasos como Soho coruñés


El sábado, puesta de largo. «Todas las personas a las que les contamos el proyecto nos dicen que está muy bien, pero no sabemos cómo saldrá y si el público va a responder», reflexiona Alberto Busto , más conocido por el apodo, Chueco , un entrañable uruguayo con alma de coruñés. El sábado, a las once de la mañana, echará a andar la primera edición del denominado Mercado de las Artes Aplicadas con una treintena de puestos de artesanos ubicados en la calle del Orzán, desde el cruce con pórtico de San Andrés hasta la plaza de Pontevedra. La idea es cambiar la imagen del barrio. «Nos dimos cuenta que iba a menos y por eso adoptamos el espíritu del Soho y la asociación de comerciantes lleva ese nombre. Hay que rehabilitar la zona a nivel comercial y social», apunta el presidente del colectivo. Las ficticias puertas de la calle están abiertas a artesanos, pintores, escultores, fotógrafos, coleccionistas de sellos o monedas y hasta oenegés, pero «no nos interesa que esto sea un desmadre y que haya puestos de venta de objetos de dudosa procedencia como sucede en otros mercadillos. Intentamos hacerlo bien», matizan. Todos los primeros sábados de cada mes, «aunque sea festivo», precisan, habrá mercado artesano en el Orzán gracias a esta deliciosa iniciativa que cuenta con el respaldo de la asociación de vecinos del barrio, del Soho coruñés. Además de venta de artesanía habrá algunos puestos de venta de quesos y empanada, pasacalles y actividades para los más pequeños en una calle que estará cortada al tráfico rodado.

Laure Martínez Pérez

, de 24 años, vive en Zalaeta y estudia Imaxe e Son en la escuela de Someso. A diario pasa por el barrio del Orzán, del que les acabo de hablar, y «me llama la atención cómo se junta todo. Hay locales de..., en fin, tabernas de toda la vida y ahora nuevas tiendas que abre gente joven», resalta. Aficionado a la fotografía decidió recorrer con su cámara el Soho coruñés de día y de noche para retratar la transformación de la zona. El resultado; en la casa museo de Casares Quiroga, en la calle Panaderas, donde inauguró la muestra 15003, que corresponde al código postal de las calles que conforman el barrio. «Las hay en color y en blanco y negro, según lo que muestre la imagen», explica Laure ilusionado con la idea de reflejar la vida que existe entre San Andrés y el paseo marítimo. Por cierto, aproveché para preguntarle por la iniciativa de los comerciantes. «Todo lo que sea dar más vidilla a la zona está muy bien. Es un aire más bohemio, pero no sé si funcionará», comenta el joven artista.

Ayer por la tarde, con el termómetro rondando los 20 grados, tuve la primera sensación primaveral. Me ocurrió camino de la calle Payo Gómez, a donde me acerqué para asistir a una sesión de fotos en la tienda Hándicap Cero. «Son las imágenes que vamos a utilizar para presentar la tienda y las novedades», apunta el propietario, Vicente Romeo , que contó con dos coruñeses como modelos. Posaron para el objetivo de Xulio Correa los guapísimos Raquel Martínez y Xosé López , cuyo rostro resulta familiar porque protagonizó muchos anuncios de televisión. Me fijé en las estanterías repletas de camisas y pantalones de las marcas más prestigiosas, y claro, todas las prendas de la temporada, de primavera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Orzán da sus primeros pasos como Soho coruñés