El alcalde reitera que los chabolistas de Penamoa no irán a Eirís y Mesoiro

La Voz

A CORUÑA

15 mar 2008 . Actualizado a las 02:00 h.

«No vamos a realojar a ningún chabolista de Penamoa ni en Mesoiro ni en Eirís, porque no va a haber ningún realojo en ningún barrio». Así de tajante se mostró el alcalde, Javier Losada, en su comparecencia ante los micrófonos de Radio Voz, en el programa Cita en María Pita cuando fue cuestionado sobre la movilización de los vecinos de Nuevo Mesoiro como medida preventiva.

«Es que se van a movilizar por una mentira, por una intoxicación», insistió Javier Losada, que no obstante, admitió el derecho de los vecinos «a sentirse preocupados, aunque sea a costa de una intoxicación de una manipulación que cualquiera, sin la más mínima documentación o conocimiento, puede colgar en Internet para ver qué pasa y cómo se comporta la gente».

El alcalde coruñés apeló al compromiso de su equipo de gobierno que ha reiterado en numerosas ocasiones que ningún chabolista sería realojado en esos barrios. «Solo podemos decir que todos los realojos que hemos realizado hasta la fecha se han hecho de la forma más correcta y sin molestias para nadie, ni para los vecinos ni para los que se trasladan», recordó Losada apelando a las experiencias acumuladas en focos de infravivienda como los arcones de Orillamar, la calle Oleoducto o la zona de Casablanca, en los Castros.

Javier Losada recordó a los vecinos de Nuevo Mesoiro y de Eirís que los supuestos realojos que denuncian «son una invención». Según su explicación, «los que han obtenido piso son vecinos que estaban inscritos en una lista de la Consellería de Vivenda y que estaban inscritos en una lista pública para la adjudicación de vivienda protegida desde hace más de cuatro años. Y son gente que trabaja, que tiene su empleo y que quiere aspirar a una vivienda digna, como cualquier otro ciudadano», insistió el regidor coruñés.

Ratificación de la Consellería

Este extremo fue confirmado por los portavoces de la Consellería de Vivenda. «As adxudicacións se fan conforme aos méritos presentados en cada caso, conforme aos baremos fixados polo departamento», informaron portavoces del ejecutivo autonómico.

«Estas vivendas van destinadas a persoas ou unidades familiares ou convivenciais cuns ingresos ponderados de entre 0,7 e 2,5 veces o Indicador de Rendas de Efectos Múltiples (IPREM), é dicir entre 4.695 ? ata 16.768 euros anuais», sostenía la Consellería de Vivenda en la nota oficial de su anuncio. Para as rendas de entre 0,7 e 1,5 veces o IPREM, é dicir ata 10.061 euros anuais, serán adxudicadas en réxime de aluguer, mentres que para as rendas de entre 1,5 e 2,5 veces o IPREM -entre 10.061 e 16.768 euros anuais-, serán adxudicadas en réxime de compravenda cunha reducción no prezo da vivenda do 30 ou do 40% en función do nivel de renda dos adxudicatarios», sostenía la Consellería de Vivenda en la confirmación de la lista del sorteo.